Un milagro de Navidad


Imprimir Imprimir

Un milagro de Navidad. Cuentos de Navidad.

Un milagro de Navidad es una de la historias de navidad para niños sugerido para lectores de todas las edades. Jóvenes, adultos y niños.

Cuentan que un día de navidad ocurrió un asombroso milagro que a continuación le contaré.

Juan era un joven muy positivo vivía solo con su madre. Juan, terminando de profesionalizarse postuló para ingresar a trabajar en un prestigioso banco como agente de mercado, se sentía feliz porque sus deseos estaban haciéndose realidad. Su único amor, su madre, estaba muy orgullosa de él.

Un día como todas las mañanas Juan muy temprano se levanta a desayunar para dirigirse a su trabajo. Siempre su madre le tenía su desayuno servido pero ese día fue diferente, se levantó buscó a su madre y la encontró desmayada en la cocina el chico muy preocupado llamo a emergencias y en unos minutos llego una ambulancia a su madre la hospitalizaron y el doctor le fue sincero .

Tu madre tiene una enfermedad cardíaca- dijo el doctor- sólo un milagro la puede salvar pero ten fe hijo haremos lo imposible para que tu mamá se recupere, por el momento la internaremos por un buen tiempo.

-Doctor – dijo Juan- haga lo imposible se lo pido ella es mi vida mi aliento mi mundo.

-Haremos lo posible -dijo el doctor-Pero tú puedes venir a ver a tu madre cada días doctor ese mismo hare dijo juan.

Así cada mañana Juan se levantaba se dirigía a su trabajo y después a iba a visitar a su madre, ésa era su rutina de cada día.

Una vez al salir de su trabajo en puerta del banco, vio a una pobre señora pidiendo limosna el se acercó y amablemente le dio unas monedas y la podre señora con mucho corazón le agradeció así pasaron los días en la vida de juan cada día preguntaba al doctor alguna recuperación para su madre y respuesta era la misma estamos buscando algún tratamiento.

Pasaron los días y se llegaba la navidad y el 23 en su trabajo a todos los empleados se les daba su canasta navideña juan recibió su canasta el veía como todos salían alegres el cogió su canasta y al salir vio a la señora que cada día el le entregaba unas monedas un motivo en su corazón hizo que acerque a ella le dijo.

-Hola me puede aceptar esta canasta en un regalo para que un linda Navidad junto a familia.

La señora con sus ojos le agradeció y lo invito a su casa para cenar algo. Él tímidamente aceptó
Esa señora era una anciana muy humilde no podía caminar muy bien así que Juan se tomó un poco de su tiempo para con su madre para aceptar la invitación ese señora anciana. Como la canasta estaba muy pasaba Juan la llevó. Cogieron un taxi y el pago se digirieron a una casa muy humilde a la afueras de la ciudad. Al tocar la puerta salieron dos niñitos muy lindos… Amables y tiernos

-Entre joven ellos son mis nietos.

Juan se sintió como en familia .se sentaron en la sala y abrieron la canasta habían dos juguetes justo de niños, Juan se los obsequio y los niños muy agradecidos comenzaron a jugar la señora preparó un rico chocolate. Juan les contó sobre su madre y su enfermedad y los niños lo animaron alegremente.

-Todo saldrá bien tenga fe en dios joven, Juan les agradeció sus ánimos y su hospedaje ellos le agradecieron su bondad y se despidió con un feliz navidad.

Al caminar para coger un taxi siento una fuerte emoción en su corazón de alegría y paz.

Ya en el hospital, el doctor muy apresuradamente se dirigió donde Juan y le dijo:

-Hijo mío sucedió un milagro tu para esta sana la enfermedad y mal desapareció en un momento.

Juan no lo creyó y se dirigió al cuarto donde estaba su mama…

-Juan …hijo estoy bien tuve un lindo sueño tú estabas en un linda casa conversabas con tres ángeles muy lindos dos angelitos y ángel guardián te vi hijo esa alegría ese amor esa paz me hizo despertar y ahí el doctor me vio y me dijo la sorpresa que mi enfermedad desapareció .

Juan muy alegre pero a la vez aturdido por lo pasado abrazó fuerte a su mamá y no le contó nada acerca de lo sucedido. Su mamá quiso ir esa misma noche a casa y así fue le desearon una feliz Navidad al buen doctor y despidieron de todos del hospital . Al llegar a casa, en la puerta estaba aquella canasta que Juan había regalado aunque ya no estaban los juguetes. Había una nota que decía FELIZ NAVIDAD AMIGO JUAN …

Juan se sorprendió y le contó lo sucedido a su mamá. Ella muy alegre le dijo:

-Hijo los milagros existen y Dios siempre nos ve y nos envía a sus ángeles para hacer cumplir esos milagros.

Al día siguiente, en la noche buena Juan fue a buscar aquella casa donde había estado y nunca la encontró. En sus pensamientos le agradeció mucho a Dios por ese milagro que le dio y siempre recordó a esos angelitos en su mente y corazón.

Pasó una gran feliz Navidad junto a su madre….y siempre recordaron ambos aquel milagro de Navidad…

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Un milagro de Navidad es una de la historias de navidad para niños sugerido para lectores de todas las edades. Jóvenes, adultos y niños.

Imprimir Imprimir