- EnCuentos - https://www.encuentos.com -

Los Pastores de Belén

Los Pastores de Belén es un bello cuento de la estrella de belén para niños de todas las edades, escrito por Elvis Eberth Huanca Machaca. 

Era noche, de media noche, y en lo más alto del cielo, brillaba una estrella, anunciando el nacimiento del rey, el gran rey que guiaría a la humanidad aun camino de esperanza y salvación, todos los animales de la tierra lo sabían, pues solo los nobles de corazón, podían ver las cosas más grandes que se escondían en este mundo.

Eran los únicos que sabían que aquel pequeño niño, nacido en las humildes tierras de Palestina, podía hacer algo, algo realmente muy grande por la vida, e inmediatamente, presentaron sus respetos.

Pero… No eran los únicos que estuvieron esa noche a los pies del salvador. Cuando la estrella alcanzo su brillo más alto, un coro de ángeles anuncio las buenas nuevas a las personas de humilde corazón, a aquellas personas que mantenían el corazón tan puro como el de un niño, a aquellas personas que conocían y respetaban el valor de la vida. Solamente los más humildes y pobres podrían entender tal acontecimiento sin dudar.

El mensaje llego a un grupo de pastores, los cuales cogieron muy deprisa a sus perros, ovejas y todo animal que tuviesen.  Y juntos siguieron el camino de la estrella.

“!!Gloria a Dios en las alturas,

Y en la tierra paz, y buena voluntad para con los hombres!”

La estrella, no los llevo a Jerusalén, ni aun castillo de algún noble, menos aún, a la casa de un rey, sino, aun pequeño establo de Belén, que a duras penas se mantenía en pie.

Muchos se hubiesen decepcionado, incluso se hubiesen marchado, pero, lo que vieron en aquel humilde establo, fue a uno de los suyos, aun niño que había nacido tal cual alguno de ellos, o sus hijos, las lágrimas cayeron de sus ojos al ver a un padre, a una madre, y a un grupo de animales reunidos alrededor de un humilde pesebre.

Tocaron sus tambores, los cuernos que usaban para llamar a sus animales, golpearon campanas, y entraron cantando canciones de júbilo y alegría.

Formaron una procesión que se veía desde lo más lejos, incluso el más grande de los reyes de la tierra, hubiese envidiado tal homenaje.

Cada uno de ellos presento sus respetos al pequeño, y al final, el más anciano de ellos se abrió paso entre todos, al llegar ante el niño, se arrodillo y dijo, que había traído un presente para él.

Levanto aquel bastón que lo había acompañado toda su vida, aquel bastón con el que guiaba a sus ovejas, y le servía de apoyo. Lo levanto, y lo dejo a los pies del niño.

Ser pastor, era el oficio más pobre en esos días.

De repente, todo se silenció, incluso el viento ceso, y el tiempo se detuvo, aquel pequeño sonrió muy feliz ante el regalo del humilde pastor.

El, en ese mismo instante, supo lo que haría en su vida.

El, un día, también se convertiría en un pastor, un pastor de hombres… un pastor de fe y esperanza.

FIN

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles [1]

Los Pastores de Belén es un bello cuento de la estrella de belén para niños de todas las edades, escrito por Elvis Eberth Huanca Machaca.