El petiso orejudo. Cuentos infantiles



El petiso orejudo es un cuento sobre venganza de la colección cuentos infantiles del escritor Sergio Lemme sugerido para niños a partir de diez años.

Le decían el petiso orejudo, pero sus compañeros de escuela se la pasaban haciendo bromas con su nombre y sus orejas que eran del tamaño de una mano…muy grandes y muy rozadas; Le decían cosas como…Romualdo dame las orejas que te las guardo… o… orejudo apaga los radares… y… préstame las orejas para jugar a la paleta…y así todo el tiempo, a lo que ROMUALDO, solo callaba y agachaba la cabeza…

Todos los días inventaba alguna excusa para no ir a la escuela, le decía a su mamá: me duele mucho la panza… o…me duele la muela… ¿Puedo faltar hoy?…pero su mamá ya conocía esas tretas para no ir a la escuela y así evitar, aunque sea por un día…no ser burlado por sus compañeros.

Un día ROMUALDO, cansado de las burlas, decidió vengarse de sus compañeros, uno por uno, y así fue que primero le tocó el turno al “colorado GERMAN”; Lo esperó en la esquina de la escuela un rato antes de la hora de entrada… al verlo acercase le dijo si quería unos caramelos que llevaba en el bolsillo de su guardapolvos, y se los dio en la mano a GERMAN y desapareció rápidamente casi corriendo.

Al otro día el colorado GERMAN no fue a la escuela a causa de una fuerte intoxicación por ingerir caramelos con polvo para limpiar pisos, que con mucho cuidado “el orejudo” introducido a cada uno de los caramelos.

El segundo fue NATALIO el gordito de la clase y el más grandote… al que todos tenían respeto por su cuerpo de oso.

Esta vez ROMUALDO “el orejudo”… le puso una piedra enorme y pesada dentro de la pelota en la clase de educación física que al patearla NATALIO sufriría la fractura de tres de sus dedos…otro que tampoco podía asistir a la escuela… y así pasaron: RAMIRO el flaco escopeta, SANTIAGO el preferido de la maestra…por sus buenas notas…y otros más hasta llegar a su ultima victima…GODINO “el terrible” el que más lo burlaba y no lo dejaba tranquilo jamás…el que le ponía todos los apodos y dirigía a los otros chicos del séptimo grado “A”.

Con mucha ansiedad lo esperó en la puerta de su casa a GODINO “el terrible” como le decían todos.

ROMUALDO llevaba en su mochila azul un frasquito con un liquido verde que había preparado él mismo con distintos medicamentos y algunos líquidos que compró en el supermercado.

A las cuatro de la tarde en punto GODINO “el terrible” llegaba a su casa y vio a ROMUALDO parado en la puerta… asombrado lo miró y le dijo:

-¿Qué haces acá? Orejón…Orejón…

-Nada, nada, te traje un brebaje mágico… dicen que el que lo toma tiene poderes de superhéroe…y como vos sos el líder del grupo te lo quiero regalar.
GODINO contestó:

-¿Te volviste loco orejudo? O me estás tomando por tonto?

-No de verdad ¿Querés probarlo?-dijo el orejudo.

-Está bien dámelo.

Entonces ROMUALDO le dio el frasquito con el líquido verde y se fue a su casa.

Esa noche “el orejudo “no pudo dormir de la ansiedad, por saber que le había pasado a GODINO “el terrible”.

Al día siguiente ROMUALDO notó que todas sus victimas habían faltado, hasta GODINO estaba ausente.
Contento ROMUALDO pudo disfrutar por primera vez un día de escuela

Sin que nadie se burlara de él…pero algo raro sucedió en mitad de la clase de tecnología; Una ventana se abrió por el viento y todos vieron pasar volando con una capa roja y unas botas amarillas…a GODINO “el terrible”…

Romualdo no lo podía creer…su fórmula mágica había dado resultado .Entonces al llegar a su casa ROMUALDO preparó otra formula mágica y se la tomó.

Al cabo de casi dos horas…ROMUALDO estaba dormido y soñando que el petiso orejudo era GONINO y que lo habían metido preso por haber matado un gato y…más tarde a otros chicos de su edad, y…en la cárcel, GODINO fue castigado por otros presos por haber matado también a un gato de uno de ellos y terminaron con su vida de maldades…como las de GODINO “el terrible”…

Al despertar ROMUALDO se miró frente al espejo…y sus orejas eran como las de todos sus compañeros…y entonces se vistió rápido para ir a la escuela como todos los días… y jugar con GERMAN el colorado, NATALIO el gordito de la clase, RAMIRO el flaco escopeta SANTIAGO el preferido de la maestra por sus buenas notas y también con GODINO “el terrible”…pero que siempre lo cuidaba y defendía…por que ROMUALDO era el único que no se burlaba de sus orejas…

Fin

El petiso orejudo es un cuento sobre venganza de la colección cuentos infantiles del escritor Sergio Lemme sugerido para niños a partir de diez años.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *