Insectos chupasangre en mi cabeza. Cuentos de Piojitos


Imprimir Imprimir

Insectos chupasangre en mi cabeza es uno de los cuentos educativos de la colección cuentos infantiles de la escritora Tatiana Josefina Martínez Vásquez sugerido para niños a partir de 4 años en adelante. Cuentos de Piojitos.

Anita era una niña hermosa, alegre, educada, amable y sobre todo inteligente. Ya tenía cuatro años y estudiaba en un centro de educación inicial hermoso, colorido y cómodo. Su escuelita tenía un hermoso parque donde jugaba con sus amiguitos bajo los cuidados de sus maestras. Un día sus maestras les hablaban acerca de los piojos y Anita levantó su manito inmediatamente para preguntar qué era eso.

Su maestra Flor respondió rápidamente: -Niños y niñas, los piojos son insectos que viven en la cabeza de los humanos y en algunos animales. Los piojos se alimentan de nuestra sangre y ponen sus huevos llamados liendres en nuestros cabellos.

Un oooooohhhh largo se escuchó en el salón de clases. Anita se tapó la boca con la manito en señal de sorpresa cuando la maestra les enseñó una lámina con la imagen de un piojo.

– Para evitar los piojos debemos asearnos bien el cabello y las niñas deben mantener el cabello recogido para evitar estos animales incómodos que cuando chupan sangre producen una terrible comezón.

Anita tenía una larga cabellera color castaño claro, su mamita la peinaba todos los días antes de ir a la escuela, pero ella protestaba y protestaba. Al llegar a la escuela se soltaba los moños que su mamita le hacía. La maestra le llamaba la atención, se lo recogía y al rato se lo soltaba de nuevo y decía:

-Me parezco a Rapunzel.

Terminó la clase y ya era hora de irse. Ya la mamita de Anita vino a buscarla para llevarla a casa y la niña se despide de sus amiguitos y amiguitas, le da un besito a sus maestras y va a casa con su cabellera suelta.

Después de almorzar Anita se duerme sin que su mamita se dé cuenta. Y comienza a soñar que es Rapunzel en su torre rodeada de pinturas mágicas y un hermoso unicornio, pero siente que le “pica la cabeza” y siente ganas de rascarse, se lleva las manos a la cabeza y siente un inmenso piojo más grande que un grillo, luego otro y otro! Anita quien se cree Rapunzel comienza a correr y detrás de ella muchos piojos gigantes con enormes colmillos.

Ya no puede correr más y los piojos la han alcanzado, se meten en su enorme cabellera y ponen sus huevos como lo hacen las gallinas mientras llora y llora. En ese momento llega su Hada Madrina a salvarla de los terribles insectos chupasangre y la mueve suavemente, luego un poco más fuerte,

Anita abre los ojos y se da cuenta que solo fue un sueño, era su mamita quien la despertaba de la terrible pesadilla.

– ¡Mamita, mamita, no quiero tener piojos! Por favor, me quiero bañar y lavar mi cabello con champú.

Al día siguiente Anita fue a la escuela con una hermosa crineja tejida por su mamita y para sorpresa de todos no se la soltó en toda la mañana. De esa manera Anita evitó que esos terribles insectos chupasangre vivieran en su cabeza.

Fin

Moraleja: mantener un adecuado aseo personal evita el contagio de algunas enfermedades y nos hace más bonitos y bonitas.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Insectos chupasangre  en mi cabeza es uno de los cuentos educativos de la colección cuentos infantiles de la escritora Tatiana Josefina Martínez Vásquez sugerido para niños a partir de 4 años en adelante.

Imprimir Imprimir