El gato que no tiene miedo al agua

Cuentos inventados para niños

El gato que no tiene miedo al agua. Cuentos inventados para niños.

El gato que no tiene miedo al agua es uno de los cuentos inventados para niños de la escritora Rossana Favero-Karunaratna. Cuento sugerido para niños a partir de seis años.

En la escuela de danza del Señor Kapil hay un famoso gato bailarín.

Uno
Dos
Tres

El señor Kapil da instrucciones en voz alta para que los pasos se repitan. El gato se mantiene atento y luego deja escapar un suave maullido. No quiere interrumpir la danza. Se desliza silencioso y estira sus patitas caminando en pas de chat.

Es cuando empieza la lluvia que entonces salta muy feliz. Me sorprende ve que no se sienta asustado.

Presuroso sale al jardín, mientras lo sigo con mi mirada.

Va lamiendo las gotitas que caen sobre sus patitas entre movimientos giratorios y posturas improvisadas. Su cola va creando signos y giros, cual director de una orquesta.

Es, sin duda, un gato que no teme al agua.

Todos lo observan. Es su momento de fama. Al retornar a la casa los bailarines lo levantan en sus brazos, sin importar su pelaje mojado, y se va a una esquina entre redobles de tambores con sonidos de oboes y de arpas, combinados.

El señor Kapil lo encontró bajo un arbusto, cerca de la entrada de su casa, en una caja de cartón.

“Ese día llovió mucho. Todos estaban en sus casas pero alguien lo había dejado abandonado. El gatito no estaba asustado. Parecía atento al sonido de la lluvia. Creo que el agua forma parte de su corazón y eso le ha dado valor, No es como otros gatos que huyen de un baño o del primer chapuzón. Este micifuz cada vez que llueve, salta y gira para jugar mientras todos esperamos por turnos verlo danzar”.

Los signos de su danza siempre quedan escritos en el aire.

3
2
1

¡Todo parece al revés!

Y me imagino una escuela de danza para gatos a cargo del Señor Micifuz, un profesor que enseña también a nadar y a saltar de un trampolín a los gatos estudiantes. Nadie tiene miedo y todo es como un gran juego.

¡Quién dice que los gatos no pueden hacer piruetas o ganar un concurso de natación en una gran pileta!

Porque hay gatos que les encanta mojarse sobre todo en un día de sol, y otros que juegan en los charcos de una plaza. Todos ellos formarían parte de este primer grupo de danza.

Luego nuestro profesor gatuno satisfecho de la labor iría a sumergirse en una bañera rodante llena de burbujas para continuar con mil aventuras. Todos los gatos le harían compañía con carteles de colores diciendo “Los gatos también amamos el agua”.

Todos quieren ver al gato del señor Kapil. Cuando el gato no está, los bailarines no danzan. Y es que ese gatito tan valiente y osado, va con su música a todos lados. Siente que hay música en el agua.

Cuando llueve hay melodía y “los gatos de agua” son una maravilla, parece decir.

Y así sigue bailando el gato del señor Kapil.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

El gato que no tiene miedo al agua es uno de los cuentos inventados para niños de la escritora Rossana Favero-Karunaratna. Cuento sugerido para niños a partir de seis años.

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]