El fantasma limpio

Cuento de fantasmas


El fantasma limpio

¡Hay un fantasma en el baño! dijo mi hermana. Era viernes por la noche y nos preparábamos para ver una película en familia. Y de repente escuchamos correr el agua de la ducha.

¡Es el fantasma limpio! afirmó papá, -aprendan de él, seguramente es amigo del agua y jabón-, continuo diciendo. Mamá no se quedó atrás y opinó; -Es un alma en pena, que seguramente quiere que recemos por él o ella-

Entonces, mi hermana y yo temblando de miedo nos acercamos a saludar al visitante. Además le invitamos a quedarse con nosotros para ver la película… Y como no obtuvimos respuesta, regresamos a la sala a servir los refrescos y la cancha. Aquel viernes no se quedó con nosotros. Pero si, los que vinieron después, pues, gracias a mi hermana que tuvo la idea de colocar una silla para él o ella, poco a poco nos enteramos que era niño y lo llamamos “limpio”.

Primero venia solo los viernes, luego se quedaba tres veces por semana, hasta que decidió quedarse todos los días. Y un día se despidió y no regresó más. Solo nos quedó el recuerdo de un amigo que nos contagió su deseo de estar siempre limpio.

Fin

El fantasma limpio es uno de los cuentos de fantasmas de la escritora Roxana Hoces Montes sugerido para niños a partir de siete años.

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: