Los duendes trabajan y El duende del baúl



Por María Teresa Di Dio. Cuentos de duendes

Los duendes trabajan es un cuento corto de estos maravillosos ¿seres imaginarios? escrito por nuestra colaboradora Maria Teresa Di Dio*.

Los duendes trabajan

El sol se prepara para ir a dormir, en el jardín los aromas a tierra húmeda, se mezclan con el perfume de las flores, la lluvia de la mañana dejó las hojas lavadas y charquitos de barro por todo el patio.

En la arboleda los pájaros se despiden de la tarde con trinos y enorme bullicio.

Los duendes de la noche se aprestan a salir para juntar hojas, frutos, y flores.

Esa noche se llevaron la sorpresa de que los niños se habían olvidado algunos juguetes, que a ellos les serían muy útiles…

Un camión volcador, con el tamaño ideal que les serviría para juntar frutillas, arvejas y flores comestibles, una palita y un balde les facilitaría rellenar la entrada a la cueva donde vivían, debajo del tronco hueco.

Cuando todos los trabajos estuvieron terminados, casi amanecía, dejaron los juguetes en su lugar y se fueron a dormir.

A la hora de salir a jugar, los niños se encontraron con los juguetes… ¡Que raro! me pareció que lo había dejado lleno de barro al camión, ¡lo mismo la palita y el balde!

¿Los habrá limpiado mamá?

¿Que sucede niños? ¡yo no he limpiado nada! ¡pensé que lo habían hecho ustedes!

Yo cuando era niña tenía duendes en mi jardín y ellos hacían travesuras y se llevaban muchas cosas de mi casa…

Jajajjja ¡¡¡Mamá ya estás grande para creer en duendes!!!
¿Les parece? Bueno, si yo no fui, ¿quién fue?

Fin.

El duende del baúl. Cuentos de duendes.

El duende del baúl

Hoy abrí el viejo baúl lleno de papeles amarillentos duendes y cascabeles.

Encontré el viejo cuaderno de tapas duras entre los colores de las palabras, poemas y cuentos para niños.

Junto con todo eso estaba aquél duende verde que me dijo riendo_ Si me das una moneda de oro te ayudo a escribir un cuento. Como yo moneda de oro no tenía le ofrecí un botón dorado de un viejo abrigo.

Quedó conforme y comenzó a dictarme el cuento…

Había una vez un Rey que no creía en los duendes y además no sabía contar cuentos… Un día se le cayó un anillo de oro y buscó por todos lados, cuando ya estaba desesperado pues el anillo era de su esposa, se encontró con un duende azul que sin decir palabra le entregó el anillo. El duende le entregó una olla y le dijo deberás llenarla con monedas de plata.

Desde ese momento el Rey comenzó a juntar monedas pero la olla parecía no tener fin, nunca se llenaba. A los pocos días el duende regresó y le pidió el anillo. ¿Para qué? Si te doy a cambio la olla con monedas de plata ¡no la puedes llenar! le dijo el duende pícaro. Pero como el Rey era astuto se dio cuenta de quién se llevaba las monedas, que no era otro que el duende azul. Al día siguiente trajo el Rey una olla llena de monedas de plata Pero…dijo el duende. Sí… dijo el Rey. Guardé una para mí cada vez que colocaba una en tu olla. Voy a contarlas y las que te llevaste te las descuento, así que el duende azul se fue con la olla por la mitad.

Quedé temerosa de que el duende verde venga a pedir más botones… Terminaría de entregar todos los botones de los abrigos, pero aquél amigo verde era honesto y solo me pidió que lo nombre al final del cuento que de hecho fue él quien lo narró. Esto es verdad y no miento como me lo contó lo cuento.

Nota: El duende verde se llama Lechugo.

Fin.

Los duendes trabajan y El duende del baúl son dos cuentos cortos que nos envió la escritora María Teresa Di Dio a través del formulario de publicación de EnCuentos.

Sobre María Teresa Di Dio

María Teresa Di Dio - Escritora

«Soy nacida en Buenos Aires, Argentina. Actualmente vivo en Bahía Blanca y, desde hace muchos años. Soy madre de tres hijos, abuela y bisabuela.»

Con numerosos premios y diplomas de honor, posee dieciocho antologías y dos libros infantiles. Entre ellas dos «Por la Paz del Mundo», de Poetas del Mundo, publicados en Australia y que se encuentran en la biblioteca de Canberra. Además, fue nombrada en 2014 Embajadora de la Paz.

Colabora con programa Diamante en libros infantiles ya en su sexto libro virtual. Es presidente de Unión Hispano Mundial de Escritores en filial Bahía Blanca.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *