El duende glotón


El duende glotón es uno de los bellos Cuentos de duendes para niños pequeños escrito por Luz teresa Sanchez Ibarra, un cuento sugerido para niños a partir de cuatro años.

Había una vez, un hermoso bosque encantado, lleno de creaturas mágicas, como duendes, hadas e infinidad de animalitos que hablaban.

Todo era felicidad para cada uno de ellos. Al menos para la mayoría, ya que en lo más alejado, había una linda y pequeña cabaña, en la cual vivía Troni, un simpático duende que estaba muy solito, su único amigo era Saltin un sapo parlanchín.

Nadie quería a Troni, porque tenía un pequeñito defecto, era muy glotón y por esa razón nadie lo invitaba a su casa, porque devoraba todos los alimentos que a su paso encontraba y a todos los demás los dejaba sin nada. Mas Troni no sabía la razón por la cual lo rechazaban. Salía con frecuencia de su cabaña con rumbo a los hogares de los habitantes del bosque. Enseguida miraba que todos corrían a encerrarse en sus cabañas y esto lo ponía muy triste.

Cansado de estar solito, a Troni le entró la melancolía y comenzó a llorar, tanto que el llanto llegó hasta el charco de Saltin que de inmediato se marchó a ver qué le sucedía a su amigo.

Mientras tanto, el llanto de Troni seguía avanzando y llegó hasta la casita de mamá Panchita, una linda ancianita que vivía en el bosque. Enseguida salió de su casa, siguió el llanto que la llevó a la cabaña de Troni.

Tocó la puerta “toc toc toc”. Y a un lado de ella estaba Saltin que acababa de llegar.

Al abrir la puerta, Saltin pegó un brinco tan alto que llegó hasta la mesa y ahí se quedó observando.

Troni aún llorando, emocionado, abrazó a mama Panchita, diciéndole.

-Mamá Panchita, mamá Panchita ya no quiero estar solito.

Ella conmovida lo abrazó y le pidió que se sentaran para conversar y momentos después le dijo:

-Mira hermoso Troni debes aprender que no debes comerte los alimentos de los demás sin permiso, ¿por qué mejor no compartes?

Troni le respondió:

– ¿Qué puedo compartir yo mamá Panchita, si no tengo ni una de esas delicias que tienen los demás?

-Mamá Panchita le respondió entusiasmada:

-Tal vez si las prepararas, podrías tener todas las delicias que quisieras.

-Pero mamá Panchita yo no sé cómo prepararlas.

Enseguida se escuchó la voz de Saltin:

-Yo sí, yo si Troni. Yo te ayudaré a preparar un delicioso pastel de tres leches que te encantará.

-Muy bien Saltin -dijo mama Panchita.

-Y yo les enseñaré a los dos a preparar una variedad de deliciosos postres y alimentos, lo más importante es que aprenderemos cómo trabajar en equipo.

Troni, animado se secó las lágrimas.

-De verdad mamá Panchita, muchas gracias querida mamá, y muchas gracias amiguito Saltin.

Mamá Panchita le respondió con una dulce sonrisa, mientras que el parlanchín saltin, le respondió diciendo:

-No tienes por qué agradecerme querido Troni ¿Para qué están los amigos eh? Mejor apresurémonos, mis tripitas saltarinas ya quieren degustar esas delicias.

Enseguida salieron de compras,

Más tarde en la cabaña de Troni, mientras él incorporaba los ingredientes que mamá Panchita le indicaba, Saltin mezclaba y mamá metía los moldes al horno, comenzó a salir un delicioso aroma que recorrió todo el bosque atrayendo a todos los habitantes a la cabaña.

Troni, al darse cuenta que afuera de su cabaña, estaban todos sus antiguos amigos, se puso tan feliz y junto con Saltin y mamá Panchita salió a saludarlos y además les dijo:

-Queridos amigos discúlpenme por haberme comido sus alimentos sin permiso tantas veces. No pensé que esa fuera la razón de su rechazo. Les aseguro que no volverá a pasar. Les pido que no me dejen sin su amistad, por favor permítanme compartir con ustedes estas delicias que mamá Panchita y Saltin me enseñaron a preparar.

Todos muy felices aceptaron y Troni enseguida comenzó a repartir chocolates y otras delicias, a todos.

Jamás volvió a estar solito, eso sí lo glotón nunca se le quitó, pero ahora él preparaba sus propios alimentos, además de que los compartía con todos.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de cuatro años

El duende glotón es uno de los bellos Cuentos de duendes para niños pequeños escrito por Luz teresa Sanchez Ibarra, un cuento sugerido para niños a partir de cuatro años.

 

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: