Mi mamá es una bruja

Mi mamá es una bruja

Mi mamá es una bruja

Mi mamá es una bruja. Dolores Espinosa, escritora española. Cuentos infantiles. Cuentos sobre madres.

 

Mi mamá es bruja. Una bruja sin arrugas, sin narizota, con medias y con botas, pero bruja, bruja, requetebruja.

Mi mamá tiene un enorme sombrero puntiagudo, pero no lo usa nunca porque dice que es muy feo y que para volar en escoba lo mejor es el casco, por si los coscorrones y tal.

En la cocina, junto al microondas, guarda una olla muy gorda donde prepara pociones con ojos de escorpiones y alas de mosquito, y una sopa muy rica cuando estoy malito.

Mi mamá es bruja rebruja, una bruja de las de verdad verdadera, que lanza hechizos que son la repera.

Eso les dije hoy a mis amigos… pero ninguno se sorprendió.

-¡He dicho que mi mamá es una bruja! -repetí por si no me habían escuchado.

Y Adriana dijo:

-Pfff…. ¡Vaya cosa! Mi mamá también es bruja: todas las noches asusta a los monstruos que se esconden en mi armario.

Y Mario dijo:

-¡Bah! Mi mamá también es bruja: me cura todas, pero todas las heridas sólo con darme un beso.

Y Lucía dijo:

Mi mamá también hace magia: en un pispas convierte trapos y papeles en unas muñecas preciosas.

Y Daniel dijo:

-Pues la mía sabe cómo encontrar todo, absolutamente todo lo que se pierde y todo, absolutamente todo lo que nadie encuentra.

Yo bufé y rebufé. Eso no podía ser:

-¡Que no, que mi mamá es bruja pituja y rebruja, con varita y gato granuja!

Pero mis amigos seguían dale que dale, que si mi mamá también es bruja, que si mi mamá también hace magia, que si mi mamá hace esto, que si mi mamá hace lo otro, que si mi mamá hace aquello…

Yo entonces me callé y pensé, repensé y seguí pensando. Y tras mucho pensar dije:

-Entonces, ¿todas las mamás son brujas?

-¡Claro! -dijeron todos mis amigos.

Y yo volví a pensar otro rato. Un rato muy largo porque a mí me gusta mucho pensar. Y cuando pasó ese rato dije:

-Bueno, si vosotros lo decís… ¡Pero que quede bien clarito que de todas las brujas mamás mi mamá es la más bruja y la más especial!

Y seguí jugando con mis amigos hasta que mi mamá vino a buscarme volando en su escoba.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]