Otelo y sus amigos

Otelo y sus amigos. Escritora Venezolana de cuentos infantiles. Cuentos de sapos.

Otelo era  un sapo color lila  que vivía con su madre,  a Otelo le encantaba divertirse
con sus amigos el gusano bailarín, y la hormiga voladora. La madre de Otelo siempre le
llamaba la atención a este porque no le gustaba colaborar con los quehaceres del hogar,
solo pensaba en jugar con sus amigos.

Un día la madre de Otelo le pidió que fuera a hacer unas compras para preparar la
cena , pero este se enojo mucho porque quería irse con sus amigos a jugar en el bosque de cristal.
– mamá mis amigos me esperan para jugar, ¿Por qué no vas tu misma? dice Otelo con gran enojo.
– hijo por favor yo estoy  ocupada con otras cosas necesito de tu ayuda no puedo
hacer todo  sola, así que no discutas mas y ve hacer lo que te digo. Otelo se fue a
comprar los víveres para la cena quejándose de que su mamá no lo dejara ir con sus
amigos. Cuando regreso  a casa  dejo las compras en la mesa para salir corriendo a
reunirse con sus amigos, pero su  madre lo llamo:

-Otelo , a donde vas? dice la madre
– voy al bosque de cristal a jugar con el gusano bailarín y la hormiga voladora. Contesto Otelo
– no me gusta que juegues en el bosque, allí hay muchos peligros, recuerda que en
esta época el oso de cristal esta durmiendo, el duerme durante seis meses
seguidos y si alguien lo despierta antes de ese tiempo se enojara mucho.
– mamá por favor yo se cuidarme no vamos a molestar a nadie.
– De todos modos no iras es mi última palabra.
Otelo se puso a llorar porque su mama no lo dejo ir a jugar al bosque de cristal, la
madre le dijo que no llorara que lo hacia por su bien.
– ve a visitar  a tu abuelita hace días que no lo haces ,es mejor eso a que vallas a
ese bosque donde hay tantos peligros .Dice la madre
– Yo no quiero ir donde mi abuelita quiero jugar con mi amiguitos .Dice Otelo llorando.

Otelo no quería ir a visitar a su abuelita porque estaba muy enojado con su mamá,
cuando se le ocurrió una idea para desobedecer a su mamá.
– este bien iré a visitar a la abuela, para entretenerme un poco ya que no me dejas
ir al bosque de cristal.
– Muy bien Otelo ve donde tu abuelita regresas a la hora de la cena.
Otelo le hizo creer a su mamá que se dirigía a casa de la abuela, pero en realidad iba al
bosque de cristal donde lo esperaba la hormiga voladora y el gusano bailarín. Cuando
llego al bosque sus amigos se encontraban jugando muy felizmente.
– pensé que no vendrías hace rato que te esperamos. Dice la hormiga voladora.
– mi mamá no me dio permiso  así que mentí para poder venir. Dice Otelo
– yo no pedí permiso para venir .Dice el gusano bailarín
– yo tampoco pedí permiso, mi mama no sabe donde estoy .Dice la hormiga
voladora.

Los amigos se divirtieron mucho jugando. El gusano bailarín se subió a una rama
de un árbol de cristal, pues todo era de cristal en ese bosque, este bailo con tanta
emoción que partió la rama y esta le cayo en la cabeza al oso de cristal que se
encontraba durmiendo debajo del árbol, el cual había pasado desapercibido por los
amigos debido a que era de cristal igual que el bosque .El oso de cristal se despertó
muy enfadado:

– ¿quién  me ha despertado? dice con voz gruñona el oso de cristal
– fui yo señor oso .Dice el gusano bailarín con voz temblorosa.
– y como te atreves ¿no sabes que en esta época duermo durante seis meses
– seguidos? Dice el oso
– Disculpe señor oso fue sin querer. Dice el gusano bailarín
– Si señor oso no fue intencional .Dice la hormiga voladora
– Por favor no nos haga nada solo estábamos divirtiéndonos. Dice Otelo
– No los puedo perdonar ahora mismo van a pagar cara su osadía Dice el oso, el
cuál los agarro rápidamente con sus garras de cristal.

Los asustados animalitos, temblaban del miedo y cuando ya se los iba a comer
Otelo le pide al oso de cristal que se detenga con un gran grito.

– por favor señor oso deténgase dénos una oportunidad, nosotros podemos  hacer
que vuelva a dormir. Dice Otelo.
– ¿como van a lograr eso? Pregunta el oso con curiosidad.
– El gusano bailarín puede bailar para usted, mientras que la hormiga voladora y
yo cantamos una suave canción para usted que le hará conciliar el sueño .Dice
Otelo.
– esta bien, pero si no me da sueño me los comeré a los tres. Dice el oso.
El gusano bailarín bailo al ritmo de la canción interpretada por Otelo y la hormiga ,
pero el oso no se dormía.
-terminó su oportunidad no pude dormirme ahora me los comeré. Dijo a gran voz el oso.

La hormiga voló rápidamente hasta la cara del gran oso de cristal y le dio una picada
en el ojo que lo hizo retorcerse de dolor, aprovechando esta oportunidad para escapar.
– huyan amigos, rápido. Dice muy asustada la hormiga voladora.

Otelo, el gusano bailarín  y la hormiga huyeron rápidamente de la presencia del
oso del cristal, él cual no pudo hacer nada para atraparlos y no le quedo más
remedio que tratar de dormirse nuevamente.

Los animalitos llegaron a sus respectivas casas y les contaron lo sucedido a sus
madres. Otelo le pidió perdón a su mama por haberla desobedecido y prometió no
mentir más y ayudar en los quehaceres del hogar. Estos tres amigos entendieron el
valor que tiene una madre y que siempre hay que obedecer y seguir sus consejos.
Desde ese día antes de salir a jugar ayudaban con mucho gusto en sus casas ,
demostrándoles el amor que sentían por sus progenitoras.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Autora: Fania Herrera.

Imprimir Imprimir

Comentarios