El león que no sabía gruñir


Por Candela Caminos. Cuentos infantiles de animales

El león que no sabía gruñir es un breve y sencillo cuento infantil de animales escrito por Candela Caminos especialmente para niños pequeños. Cuentos cortos de leones.

El león que no sabía gruñir

El león que no sabía gruñir - Cuento de animales

Había una vez, un pequeño león que tenía cuatro amigos, que al día siguiente vinieron a jugar con Leo

Toc, toc, toc…

– «La puerta mamá.»

– «Hola amigos, ¿Qué hacen todos acá?»

– «Nada, queríamos jugar contigo.»

– «Bueno, vayan al patio a jugar.»

– «Sí mamá, vamos.»

– «Tengo una idea: juguemos a gruñir» -dijo un amigo de Leo.

– «Muy bien dale. Primero tú Bauti

– «Sí, claro… gruauuuuu.»

– «Muy bien, excelente, ahora tú Lucas

– «Ggrrauuuuu.»

– «Excelente, ahora tú Leo

– «Bien… miau.»

– «¡¡¡Já, já, já, já, já!!! gruñes como gatito jajaja.»

Toc… toc…

– «Niños, su mamá.»

– «Adiós gatito. Já, já, já.»

– «Mamá, mis amigos se ríen de mi gruñido.»

– «A ver, ¿de qué estupidez se ríen tus amigos?

– «De esto, escucha: miau jijiji.»

– «Mamá te estás riendo.»

– «No, no, hijo jijiji me iré a mi cuarto, me parece bien, duerme un rato ¿sabes?»

– «Bien, ya me contrataré a alguien que me enseñe a gruñir.»

– «Hola, quiero a alguien que me enseñe a gruñir bueno.»

Toc… toc…

– «Mamá mamá, es un amigo no atiendas.»

– «Bueno hijo.»

– «Hola pasa, con cuidado porque mi mamá no sabe que te contraté.»

– «¿Pero, quién me pagará?»

– «Tranquilo, tengo todo bajo control. Bien, sube por acá, hola soy Leo

– «Hola Leo, yo soy Sebastián

– «Hola Sebastián, primero lo primero, muéstrame como gruñes.»

– «Bien, pero no te rías.»

– «No no.»

– «Miau…»

– «Bueno, no está tan mal, come un poco de esto» -le dijo.

– «Bien… ammm.»

– «Ahora, gruñe.»

– «Está bien, gggggrrrrraaaaauuu. ¿Cómo pasó eso?»

– «Es un caramelo para gruñir.»

– «Ah bueno, ¿cuánto te debo?»

– «Nada, no importa.»

– «Muchas gracias, señor.»

– «Adiós.»

– «Hijo… hora de la escuela.»

– «Adiós mami.»

– «Amigos amigos, escuchen esto ggggggrrrrrrrraaaauuuu.»

– «¿Cómo conseguiste hacer eso?»

– «Me enseñaron.»

– «Ah já, já, já, já.»

Fin.

El león que no sabía gruñir es un cuento que nos envió Candela Caminos a través de nuestro formulario de publicación.

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: