NEGRO Y BLANCO es uno de los bellos cuentos de amistad entre amigas sugerido para niños de todas las edades.
Hola mami te voy a contar algo que me sucedió hoy en el jardín, imagínate que yo era la única niña nueva de la institución y todos me veían diferente, rara, pero en medio de todo sabes algo mami , conocí a una niña delgada, de cabello negro y largo como el de Rapunzel y rizado como un resortín, con piel color chocolate y un corazón lleno de amor y alegría que me abrazo con sus brazos suaves y blandos que parecían masmelos, jugamos en los columpios yo la mecía y luego ella a mí, corrimos por toda la pradera y nos comimos un enorme helado de arequipe y uvas pasas, el que tanto me gusta, después almorzamos una sopa de esas que tú me sueles hacer con un delicioso jugo de mora, seguidamente nos cepillamos los dientes y la profesora nos acostó en un colchoncito de plumas y poco a poco fuimos cerrando nuestros ojos, mientras escuchábamos una música arrulladora, así que dormimos como angelitos durante una hora. Luego fuimos abriendo, poco a poco nuestros ojos a medida que oíamos la voz melodiosa de la profe susurrando en nuestros oídos a levantar, levantar, hasta que por fin nos logramos desperezar y levantar para ir a tomar las onces, era una comida rara llamada mazamorra yo la vi y era una especie de leche que en el fondo tenía unas piedritas que resultaron ser granos de maíz, yo la probé y no me gusto, pero como tu mami me dijiste esta mañana que me comiera toda la comida que me ofrecieran yo cerré mis ojos, abrí la boca y me comí esa cosa, luego regresamos al salón y nuestra profe nos peinó y organizo para la salida, mientras ella me tejía mi trenza yo le pregunte que porque Julieth tenía su piel chocolate y yo era blanca como la nieve y que si yo tenía que comer muchos dulces y galletas de chocolate para quedar como mi amiguita y la profe me dijo que en el mundo habíamos muchos niños y niñas color nieve y color chocolate, que el color de nuestra piel nos hacía diferentes así como nuestros pensamientos e ideas, pero que éramos personitas con los mismos derechos y deberes y debíamos aceptarnos y querernos como Julieth y yo, ella con su piel choco y yo con mi piel nieve y mis otros dos pares de ojos, mis lentes mami je,je,je,je, esa fue toda la aventura de hoy, ya quiero que sea mañana para ver a mi amiguita y a mis otros compañeros porque jugaremos, cantaremos y bailaremos en el jardín. Ahora si a dormir, hasta mañana mami.
NEGRO Y BLANCO es uno de los bellos cuentos de amistad entre amigas sugerido para niños de todas las edades.

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *