- EnCuentos - https://www.encuentos.com -

Una mañana de verano en mi mundo

Una mañana de verano en mi mundo

Una mañana de verano en mi mundo. Susana Martínez, escritora española. Historias de niñas.

 

Aquí estoy otra vez, me encantan estos momentos, sola en mi habitación, después de desayunar, una mañana de verano, con la ventana abierta, por donde todavía a esta hora entra el frescor de la noche anterior.

El olor de las mañanas, inconfundible, una mezcla entre leche caliente y repostería del desayuno y suavizante de la ropa recién tendida…, y todos esos ruidos tan familiares a estas horas, una lavadora, ruidos de muebles que se arrastran, alguna radio encendida…

Sentada en el suelo, con algún juguete en las manos o un buen libro, esperando que mi madre nos lleve como todas las mañanas a la piscina.

Mi madre perdida en las faenas de la casa, mi hermana … no sé por dónde anda, y yo…

Yo como siempre, en mi mundo ¡cómo me gusta! y me gusta tanto, porque es mío y sólo mío. Nadie manda en ese sitio tan lejano y a la vez, tan dentro de mí, sólo yo. Soy independiente, libre, un pájaro preparado para volar donde le lleve su imaginación.

En él hago y deshago a mi antojo, viajo, sueño, vivo historias que nadie jamás imaginaria. Muchas veces, mi madre entra en el cuarto, y cuando me mira, tengo miedo por si ve lo que estaba pensando, pero después me doy cuenta que no, que ahí, en ese mundo, sólo estoy yo, y nadie entra si yo así no lo deseo.

Es tan fácil para mi perderme en mi mundo, que a veces me asusto.

Cuantas veces, he vivido situaciones comprometidas por perderme dentro de él. ¿Cuántas veces me han dicho, pero dónde estabas?, y yo me rio, o agacho la cabeza ¿Qué les voy a decir, en mi mundo?, ¡no!, se enfadarían, no entenderían…

Ese es otro de los problemas que siempre tengo con mi mundo, muchas veces he intentado contar algo a mis amigas, o a mis padres, o mi hermana…, la respuesta siempre es la misma, ¡cuánta imaginación tienes!

Me siento incomprendida, diferente…, por una parte, de los adultos lo puedo entender, siempre he creído que cuando se llega a una edad que no sé cuál es, y espero no enterarme nunca, algo cambia dentro de tu cabeza, de tu mente, y ves todo diferente; pero es peor lo de mis amigas, las miro, las observo, y no lo entiendo, para ellas lo más interesante son las muñecas, las cocinitas…, y yo me divierto un rato con eso, pero después me aburro.

Por eso me gustan tanto estos momentos, donde estoy yo sola, con mis pensamientos, con mis historias, en definitiva, en mi mundo.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles [1]

Una mañana de verano en mi mundo. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda.