Una broma de Raquel. Soñó que era una nube pequeña, blanca y esponjosa, suave como la seda

Por Francisco Javier Arias Burgos. Cuentos infantiles cortos

Una broma de Raquel es un cuento bien corto pero muy divertido para niños y niñas pequeños que tienen mucha imaginación. Es el primer cuento que nos envía el escritor colombiano Francisco Javier Arias Burgos para publicar en EnCuentos.

“Cuando encontré EnCuentos hallé una joya. Me encantan los cuentos que publican y por eso me tomé el atrevimiento de enviar mi sencilla historia, nada pretenciosa pero escrita con el amor que le tengo a esta loquita de Raquel“.

Al final, si te gusta el breve cuento de Francisco Javier, por favor, deja algunos comentarios (✍🏼), califica el cuento para que algunos niños lo encuentren en el sitio y lo lean (⭐) y comparte con otros pequeños a través de las redes sociales, o descargando como PDF y enviándolo por E-mail o Whatsapp (🙏🏼). ¡Gracias!

Una broma de Raquel

Una broma de Raquel - Cuento corto

Anoche Raquel soñó que era una nube. Una nube pequeña, blanca y esponjosa, suave como la seda. Estaba flotando en el cielo azul, llevada alegremente por el viento. Miraba hacia abajo y podía ver su casa, su colegio, el mar, el bosque y los pájaros volando por todas partes.

Vio a su papá y a su mamá conversando animados en el patio de la casa, y deseaba que ellos la miraran y la saludaran con el amor que le tienen. Pero ellos estaban entretenidos y no la veían. Entonces se entristeció porque creía que sus padres la habían olvidado.

Pero sus papás estaban hablando de ella, riéndose de las cosas que Raquel decía, de sus bromas y de las pilatunas que hacía en la casa y en el colegio.

Como las nubes son mágicas y pueden tomar la forma que deseen, Raquel se transformó en una hormiguita, para ver si llamaba la atención de sus padres. Eso no funcionó. Tomó entonces la figura de un gato, después la de un elefante, la de un caballito pony, la de una mariposa y varias otras formas, pero sus papás no la miraban.

“Ah,” pensó Raquel. “¿Cómo hago para que mi papi y mi mami se fijen en mí?”.

Y le preguntó a una nube más grande que andaba con ella para todas partes.

La nube grande, como era su mejor amiga, le dijo algo en secreto. Y Raquel lo pensó mucho, pero al fin decidió hacer lo que su amiga, la nube grande, le dijo.

Raquel, muerta de la risa, se puso gris y después más gris y mucho más gris, y sin pensarlo más se transformó en una lluvia que mojó a sus papás de pies a cabeza.

Despertó muy sonriente y saludó a Pao y a Andrés, sus papás, como si nada hubiera pasado.

Fin.

Una broma de Raquel es un cuento del escritor colombiano Francisco Javier Arias Burgos © Todos los derechos reservados.

Sobre Francisco Javier Arias Burgos

Francisco Javier Arias Burgos - Escritor

Francisco Javier Arias Burgos nació el 18 de junio de 1948 y vive en Medellín, cerca al parque del barrio Robledo, comuna siete. Es educador jubilado desde 2013 y le atrae escribir relatos sobre diversos temas.

“Desde que aprendí a leer me enamoré de la compañía de los libros. Me dediqué a escribir después de pensarlo mucho, por el respeto y admiración que les tengo a los escritores y al idioma. Las historias infantiles que he escrito son inspiradas por mi sobrina nieta Raquel, una estrella que espero nos alumbre por muchos años, aunque yo no alcance a verla por mucho tiempo más”.

Francisco ha participado en algunos concursos: “Echame un cuento”, del periódico Q’hubo, Medellín en 100 palabras, Alcaldía de Itagüí, EPM. Ha obtenido dos menciones de honor y un tercer puesto, “pero no ha sido mi culpa, ya que solo busco participar por el gusto de hacerlo”.

¿Te gustó el breve cuento “Una broma de Raquel“? Entonces, puedes calificarlo con estrellas (⭐), dejar algunos comentarios sobre lo que te ha parecido (✍🏼). También puedes compartirlo con otros niños y niñas a través de las redes sociales, utiliza los botones que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

5/5 - (5 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *