Saltar al contenido

En un tiempo no muy remoto, existió un niño que podía transformase en lo que él quisiera.
¡Suena fantástico! ¿No crees?,  El niño podía ser pollo, pájaro o flor, ¡lo que quisiera!

Solo tenía que cerrar los ojos y desear ser.
Un día, su madre lo regañó, porque el niño se había comido todas las galletas que había en una caja de colores.  La madre dijo
- ¡Niño!  ¡¡¡ Que vas a engordar y parecer cerdito ¡!!
Entonces el niño, cerró los ojos y se convirtió en un cerdito –nomás para ver que se sentía-
Y efectivamente, se sintió gordito como pelota, con sus mejillas infladas como globo y estaba incómodo con su estatura…así que deseo ser niño de nuevo y  no acabarse ya nunca una caja de galletas.
Cerró los ojos  y  fue niño.
Otro día su padre lo llevó a ver un partido de beisbol, y el niño vio que en un batazo, la pelota se perdió entre el cielo azul. Cerró los ojos y deseó ser pájaro e ir detrás de la pelota.
¡Oh No!, tenía que aletear mucho… ¡Puf! Que cansado, Ahí iba nuestro niño detrás de la pelota…esta cayó a un estanque y el niño también ¡!!.
Que frio sentía con sus alitas mojadas  y pesadas.
-No, no- dijo- quiero ser niño otra vez, así que cerró los ojos  y  apareció junto a los brazos fuertes de su padre que lo protegieron del frio.
Lo  que si estuvo divertido es cuando  estaba en la escuela y no había hecho la tarea. .él creía que solo los burritos no aprenden (así le había dicho  su abuelo) y entonces sin proponérselo, cerró los ojos y dijo
- Ah- que burro soy
Y ¡pum! Que se convierte en burro con largas orejas…lanzó un rebuzno tan  fuerte del susto que llevó, que la maestra y sus compañeros  salieron corriendo del aula, convencidos de que un animal feroz estaba  ahí.
Cerró los ojos inmediatamente y también salió corriendo…ya como niño.
Estas cosas pasaron…
Hace tiempo
Hasta que un día el niño pensó:
-Quiero ser siempre niño.
Y cuando cerraba los ojos recordaba siempre ese deseo.

5/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo