Saltar al contenido

Las empanadas más ricas 🥟 «Pero, seguramente no tan ricas como las de mi abuela; ella tiene una receta especial»

Por Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá. Cuentos cortos para niños y niñas.

Existen tantas formas de hacer empanadas como personas que las cocinan, pero realmente es muy difícil hacer «Las empanadas más ricas«. Parece que Sofía tenía a su abuela, que era una genia en el «arte de hacer empanadas» y a ella le encantaba comerlas. Un sencillos y hermoso cuento de los escritores argentinos Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá. Al final, una receta muy simple para hacer empanadas de carne ¡Una historia de empanadas para animarse a hacerlas!

Luego, si te gusta este cuento de Juan Carlos y María Inés, por favor, déjanos algunos comentarios (✍🏼), califícalo con estrellas para que otros lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con otras personas, especialmente niños y niñas, a través de tus redes sociales, o descargando como PDF y enviándolo por correo electrónico, WhatsApp o Telegram (🙏🏼). ¡Gracias!

Las empanadas más ricas

Las empanadas más ricas - Cuento
Foto las empanadas más ricas de PxHere

Sofía estaba en primer grado y le gustaba mucho ir a la escuela. Disfrutaba cada hora de clase y nunca hizo problemas por quedarse. Sin embargo, cierta mañana, a cada rato le preguntaba la hora a la maestra para saber cuánto tiempo faltaba para irse.

– ¿Qué te pasa Sofía, por qué estás tan inquieta por saber cuánto falta para salir? –le preguntó la maestra antes de contestarle por quinta vez.

– Es que hoy me viene a buscar mi abuela y me prometió que iba a hacer empanadas. Sus empanadas son las mejores del mundo. Como ella trabaja en una fábrica todos los días, no tiene tiempo de hacerlas, pero como hoy están desinfectando las instalaciones, tuvo franco y me prometió que iba a aprovechar para hacerlas.

– ¡Qué bueno! –dijo la maestra– mi abuela también hacía empanadas riquísimas.

– Pero, seguramente no tan ricas como las de mi abuela; ella tiene una receta especial y, además, le salen espectaculares –replicó Sofía.

Carlitos, un compañerito de Sofía, estaba escuchado la conversación y comentó que eso no podía ser, que las empanadas de su abuela eran las mejores.

Sofía, que era muy amiga de Carlitos y no quería discutir con él, lo invitó para que fuera con ella a almorzar a la casa de su abuela.

A la salida, en la puerta de la escuela, Carlitos le pidió permiso a su papá para aceptar la invitación, y Sofía se lo dijo a su abuela.

Cuando llegaron, de inmediato se pusieron a jugar y, en el preciso instante en que no aguantaban más el hambre, la abuela salió al patio, puso un mantel, vasos, servilletas y una jarra de agua. A Carlitos le extrañó que no hubiera jugo o soda, pero Sofía le explicó que con las empanadas, había que tomar agua sola, para sentirles bien el gusto.

La abuela dejó las cosas y, tranquilamente, fue hasta la cocina y volvió con una canasta tapada con una servilleta. Al destaparla, pudieron ver las famosas empanadas.

A Carlitos, al menos por la primera impresión, no le parecieron «nada del otro mundo». Había unas más grandes que otras y el repulgue no era parejo. Es más, pensó que las de su abuela tenían mejor apariencia.

De todos modos, estiró su mano para tomar una y la abuela, antes de que pudiera llevársela a la boca, le empezó a explicar cuál era la forma más apropiada de comerlas.

– Tenés que comer despacito. Agarrá una empanada con la servilleta y sentate con las piernas abiertas para que el jugo caiga en el piso. Primero das un pequeño mordisco; apenas la punta de la empanada con un poquito de relleno. Eso es para preparar la boca al gusto. Una vez hecho eso, sí, cerrás los ojos y das un mordisco más grande. Masticá lentamente y disfrutá de los diferentes sabores que, juntos, forman algo totalmente diferente.

Después de dar estas instrucciones se quedó en silencio y Carlitos comenzó a saborear y disfrutar de su empanada siguiendo sus indicaciones.

Al principio le pareció ridícula tanta ceremonia, pero, observó que Sofía lo hacía casi naturalmente. Además, a cada bocado, le iba sintiendo más el gusto y reconoció que, si bien no eran más lindas que las de su abuela, la forma de comerlas y saborearlas, las hacían únicas. La próxima vez que su abuela las hiciera, las comería como le había enseñado la abuela de Sofía.

Fin.

Las empanadas más ricas es un cuento de los escritores Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá Todos los derechos reservados. Hecho el depósito de ley 11.723. Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Cómo hacer empanadas de carne?

Receta de empanadas de carne al horno típicas

Vamos a hacer en 8 pasos, unas riquísimas empanadas de carne (de res) típicas de la cocina Argentina. 🥟🥟🥟 En este caso son cocinadas al horno, pero podríamos, con unos pequeños cambios en la masa, hacerlas freídas en aceite.
1️⃣ En una olla con aceite (un par de cucharadas) caliente agregar la cebolla (2 unidades medianas cortadas ) y el pimiento morrón rojo (1/2 unidad mediana).
2️⃣ Dejar dorar unos minutos y cuando estén a medio cocer (cebolla transparente), agregar el ajo (2 dientes) y un poco de sal y pimienta a gusto.
3️⃣ Subir el fuego y agregar la carne picada o molida (1/2 kg de carne de res). Mover junto con los demás ingredientes la carne para que no quede pegada.
4️⃣ Cuando esté sellada agregar el tomate (1 unidad) en cubos y las 2 cucharadas de puré de tomates.
5️⃣ Condimentar con pimentón, comino, sal y pimienta a gusto y mezclar bien. Mantener la olla semitapada y dejar cocinar una media hora revolviendo de a ratos.
6️⃣ Sacar del fuego y dejar enfriar en la olla. Si se desea, agregar aceitunas (1 puñado) picadas y mezclar bien.
7️⃣ Repartir el relleno en tapas de empanada (similar a una masa de tarta), y cerrar con un repulgue tradicional (ver imagen). Antes de meterlas en el horno pueden pintarlas con huevo batido para darle un brillo y dorado especial.
8️⃣ Poner nuestras empanadas de carne en una placa o asadera y llevar a horno fuerte hasta que estén doradas. Como el relleno ya estaba cocido antes de armar las empanadas, solo tenemos que esperar que se cocine la masa y ¡a disfrutar!

Sobre María Inés Casalá y Juan Carlos Pisano

Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá - Escritores

Juan Carlos Pisano (1954-2014) nació en la ciudad de Buenos Aires; estaba casado con María Inés Casalá desde 1977 y tenía seis hijos. Juan Carlos fue escritor y catequista. Desde su juventud se dedicó a los temas relacionados con la comunicación y la transmisión de valores a través de diversas disciplinas desprendidas del ejercicio del arte y el periodismo. Se desempeñó como profesor de Metodología catequística en el Seminario María Auxiliadora de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

Fue editor y coordinador de contenidos del periódico mensual Diálogo desde 1992; responsable de la página de comentarios del periódico semanal El Domingo desde 1985 (San Pablo Editorial); co-director y redactor del periódico semanal La Hojita de los niños desde 1992 (San Pablo Editorial); director de las revistas de la Fundación Gottau, del Santuario de Itatí (último director periodístico de la revista “El Mensajero de Nuestra Señora de Itatí”) desde 2007, del Instituto Sagrado Corazón de Almagro desde 2004 y del Santuario de Santa Rita desde 2009.

Como escritor ha publicado más de cien libros que fueron editados por las editoriales San Pablo, Bonum, Patria Grande y E.D.B. (textos para la catequesis, de metodología catequística, dinámicas de grupo, comunicación y espiritualidad, cuentos y obras de teatro). Como ilusionista, fue vicepresidente de la Redmaso (Red de Magos Solidarios) y ha participado en numerosas presentaciones, jornadas y congresos. Falleció el lunes 8 de Septiembre de 2014, tras meses de luchar contra una erisipela.

Más cuentos de Juan Carlos y María Inés

¿Te gustó el cuento corto «Las empanadas más ricas» de Juan Carlos y María Inés? Por favor, califica este cuento con estrellas (⭐), deja algunas palabras en los comentarios sobre lo que te ha parecido. Puedes comentarnos qué deben tener las empanadas para ser las más ricas (✍🏼). También puedes compartirlo con tus amigos y conocidos, especialmente los más pequeños, a través de las redes sociales, utiliza los botones que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

5/5 - (2 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Curso de Escritura de Novelas para Principiantes