El hermoso reino

El hermoso reino

Imprimir Imprimir
¿Quiere calificar esta publicación?

El hermoso reino

El hermoso reino. Cuentos con imágenes. Cuentos educativos infantiles. Cuentos con moraleja. Cuentos cortos. Escritores de cuentos. Cuentos para pensar.
Había una vez…Había una vez un hermoso reino donde el rey era hermoso y su esposa la reina también lo era, pero en el hermoso reino como suele ocurrir también había un hermoso feo…

Porque hermoso reino completo debe tener necesariamente un hermoso feo o no seria tan hermoso.

Puedes seguir leyendo: Cuentos de Animales en EnCuentos

El hermoso feo era tan feo que todo el que pasaba a su lado lo compadecía  y decía: “pobre hermoso feo, es tan feo que lo único que inspira es pesar y ganas de ayudarlo”.
Así pasaban los días en el hermoso reino… y un día de luz, claridad y gran fiesta dijo el rey a su reina: -Amada señora, traedme mis mejores trajes, joyas que hoy día glorioso tengo el encanto, la luz y el amor, por eso voy a ponerme mis mejores galas, pasearé y visitaré a cada uno de mis súbditos, les regalaré mi presencia, mi saludo, nunca nadie olvidara este día maravilloso, y así fue.
La hermosa reina ayudo a su rey, cantaba, estaba muy alegre y  decía:- “que gran rey yo tengo, es mi esposo, con su sola presencia me alegro, con su solo mirar me enternezco, bendito sea el rey, mi rey”.
Salió el hermoso rey a su paseo en el hermoso día claro y pensó:-“soy yo quien da ese brillo, esa luz, mis súbditos lo verán y sentirán, así me alabaran .Que grande soy, pues sí, al fin y al cabo soy el hermoso rey de mi hermoso reino.
De pronto iba caminando el hermoso rey por su hermoso reino y ¡zúas!…   comenzó a llover, todo se oscureció como no llevaba sombrilla el hermoso rey se despeino, sus vestido se mojo, se achico; el hermoso rey grito llamando a su corte, a su reina y nadie lo escucho, todos habían corrido a protegerse de la lluvia  y se olvidaron de su hermoso rey.
Cuando paso la lluvia salieron de sus refugios, fueron a buscar a su hermoso rey y no lo encontraban lo único que veían era un hermoso feo gritando: -´´ayúdenme que soy el hermoso rey´´La gente corría, a su vez pensaba – el hermoso feo se volvió loco debió mirar su reflejo en el río y no lo acepta, ¡pobre hombre! Pero… ¿donde esta el hermoso rey?  Ni sus súbditos, ni su esposa lo reconocían .Hasta que de tantos llantos, gritos, el hermoso feo salio  a la calle llamado por la curiosidad y encontró al hermoso rey; Le pregunto:- ¿Que pasa hermoso hombre? ¿Por qué tanta gritería?, siento quejidos y lamentos como si un hermoso rey hubiese muerto.
Contesto el hermoso rey: – Hermoso hombre son los lamentos de la ignorancia, son los gemidos del engaño, por más que se ha querido tratar de enseñar lo que no es cierto, la vida te da la realidad, estas frente a tu hermoso rey  y tu hermoso rey esta frente a su hermoso feo pero hoy solo aprendí que las galas y adornos o harapos y gorras solo cubren de fantasía  y envuelven  a seres  hermosos de su verdad.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Esperanza Soto
Autora: Esperanza Soto (Hope)

Imprimir Imprimir