El guante


Imprimir Imprimir

El guante. Mónica Esparza, escritora peruana. Cuentos espirituales.

Carmen quería ir a ver el guante del Santo, porque sabía que él le concedería el milagro de sanarla.

Sin embargo, el único día que fue a la iglesia para verlo, estaba cerrada. Ella quería con todo su corazón poder estar cerca del guante porque ese Santo era muy milagroso y bueno y ya la había ayudado en cierta ocasión.

Sucedió que el último día en que el guante iba a estar en la iglesia salió con su familia a tomar lonche y de casualidad, terminó en una cafetería muy cerca de aquella iglesia donde guardaban el guante como un gran tesoro.

Sabía que todo pasa por algo en la vida y que Dios había escuchado sus plegarias de poder ir a donde estaba el guante del santo. Fue con su familia y le agradeció a aquel maravilloso Santo por haberla ayudado cuando más lo necesitaba.

Entendió que todo pasa por algo siempre, que en la vida no existen las casualidades y que el Santo desde el cielo intercedía por ella ante el Señor.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Fin

Imprimir Imprimir