El barrio que no podía dormir

El barrio que no podía dormir. Cuentos para reflexionar.

Dicen que, todas las noches se escuchaban gritos, quejidos y sollozos, no se sabía quién o quiénes eran, ni los policías pudieron encontrar a esas personas, algunos decían que eran “almas en pena” otros se ponían algodón en los oídos y dormían un poco, pero la mayoría de las personas no podía dormir bien.

Hasta que un día llegó al barrio la abuelita de Juan y fue ella quien descubrió a esos seres que se quejaron de los golpes, insultos que recibían y hasta se olvidaban de darles agua. Fue entonces que el Presidente de la comunidad organizó una reunión con todos los vecinos y vecinas para pedir perdón a esos seres que tanto daño les habían hecho y además cada adulto, niño o anciano prometió de ahora en adelante cuidarlo, regarlo, respetarlo y amarlo.

Y desde ese día todos pudieron dormir felices, ya que los árboles del parque y de las calles recibieron mucho amor y cuidado por parte de todas las personas que viven en aquel barrio. Actualmente todos viven felices como una gran familia conformada por personas, plantas y mascotas.

Fin

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *