Un duende desobediente

dibujos de duendes hechos a mano

Imprimir Imprimir
¿Quiere calificar esta publicación?

Un duende desobediente

Un duende desobediente. Liana Castello, escritora argentina. Cuentos infantiles en rima. Ilustraciones de Marisa Pagliano, ilustradora argentina.

Esta es la historia de un duende que se llamaba Vicente. Vicente era muy rebelde, algo extraño para un duende.

Juguetón y muy travieso, jamás se quedaba quieto. Siempre desobedecía y en peligro se ponía.

A las mesas y repisas todos los días subía y los retos de sus padres, el pequeño desoía:

“Baja de ahí enseguida”, su madre siempre decía, mas Vicente –muy rebelde– jamás caso le hacía.

“Hijo, deja de moverte, corres riesgo de caerte, escucha lo que te digo y haz lo que yo te pido”.

“¡Deja eso! ¡No toques lo otro! ¿Cómo es posible tanto alboroto?”.

Mas Vicente parecía no escuchar y a sus papás hacía enojar.

“Qué duende desobediente”, decía siempre la gente. “Es un duende malcriado y también maleducado”.

Sus padres, sin mucha suerte, se esforzaban con Vicente. Cosas buenas le enseñaban y largas horas le hablaban.

Pero ante tanta insistencia, de pronto un día perdieron la paciencia. Mucho, mucho se enojaron y con su hijo hablaron.

Puedes seguir leyendo: Cuentos de Animales en EnCuentos

“Ya no saldrás a jugar, te quedarás a pensar. No podrás dar medio paso, hasta que no hagas caso”.

“Deberás reflexionar y tu conducta cambiar. Portarse mal no es un juego, piénsalo, hablamos luego”.

Sentadito en un rincón, pensó con el corazón. Pensó que su rebeldía a sus padres entristecía.

Que no era divertido ser un duende atrevido, tantos problemas causar y a sus padres hacer enojar.

Entendió que respetar es una forma de amar, que quería mejorar y lo iba a demostrar.

Desde ese día Vicente es por demás obediente y descubrió de ese modo, cuánto mejor era todo.

Todos estaban contentos, mas, por las dudas, atentos, no fuese cosa que el duende otra vez no obedeciese.

Eso jamás ocurrió pues de verdad Vicente aprendió y demostró que cambiar puede ser otra forma de amar.

dibujos de duendes hechos a mano

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Un duende desobediente. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda.

Imprimir Imprimir