Los sueños de Gaby y Ciela


Por Tatiana Josefina Martinez Vásquez. Cuentos infantiles con moraleja

Los sueños de Gaby y Ciela es un bello cuento infantil con moraleja de dos niñas que abusaron de las golosinas y por esto tuvieron una pesadilla. De la escritora Tatiana Josefina Martinez Vásquez. Cuentos cortos para niños de primaria. Cuentos con mensajes y enseñanzas.

Los sueños de Gaby y Ciela

Los sueños de Gaby y Ciela - Cuento con moraleja

Gabriela y Graciela son dos hermanitas de nueve y cinco años respectivamente, su mami y su familia les dicen Gaby y Ciela de manera cariñosa. Ciela es muy traviesa conversadora y gritona. Gaby es un poco más tranquila y amable.

Un día las niñas se durmieron tarde porque fueron a una fiesta de cumpleaños donde comieron muchas golosinas, aún cuando su mamita les advirtió que se podían indigestar, las niñas no hicieron caso y comieron hasta más no poder. Al llegar a casa su mamita les mandó a cepillarse los dientes y a dormir dándole un besito y un abrazo.

Ciela y Gaby se durmieron y comenzaron a soñar, estaban en un hermoso campo atravesado por un lindo y cristalino riachuelo donde se veían peces de colores, los pajaritos volaban y se posaban en sus cabezas sin ningún temor.

¡Qué frescura, qué olor a flores silvestres y qué hermoso día!

¡Las nubes tenían formas de animales, de estrellas, de sirenas y hasta de Princesas! Las niñas correteaban por el campo y llegaron a un árbol cargadito de tortas, caramelos, helados, galletas y muchas golosinas de colores.

Ciela la más traviesa corrió primero hacia el árbol y Gaby llegó después.

– «Gaby, vamos a comer muchos dulces y llevamos en nuestros bolsillos para más tarde» -dijo Ciela.

– «Tengo una mejor idea, vamos a llevarnos el árbol de golosinas» -dijo Gaby.

Las niñas traviesas comenzaron a abrazar el árbol y a tirar de él, pero mayor sorpresa, el esfuerzo era inútil y aún peor:

¡al árbol se han pegado pues de azúcar ha sido elaborado!

¡Gaby y Ciela se han asustado, pues del árbol no se han zafado! ¡Mientras más se mueven más se pegan y aunque gritan nadie llega! Ha comenzado a llover y aunque usted no lo pueda creer ¡la lluvia es de pastel!

– «¡Mamita linda, mamita bella, este sueño es una pega!» -esto gritaban las niñas en su sueño pegajoso- «¡quiero un baño jabonoso!»

Al oír aquellos gritos la mamita dio un brinco.

– «¡Son mis nenas mis princesas, por qué gritan ya no hay fiesta!»

¡Al oír a su mamita despertaron las niñitas!

– «¡Ay mamita fue un sueño, fue un susto ya no duermo!»

La Cielita y la Gabita abrazaron a mamita, el mismo sueño o pesadilla sin querer nos ha tocado.

– «Yo les dije: de a poquito, pero hartaron la barriguita, por abusar de lo ofrecido un gran susto se han llevado.»

Las niñitas van a fiestas y a otros niños recomiendan:

«Golosinas y helados, el refresco que les han dado, de a poquito han de comer y buenos sueños han de tener. Cepillarse bien los dientes y dormir abrigaditos, a mami darle un besito y orarle a Diosito, te hacen ser una mejor niñita o niñito.»

Moraleja

Debemos hacer las cosas con moderación, evitemos la avaricia y seamos obedientes con mamita y papito. Evitemos los excesos para evitar problemas de salud y practiquemos los buenos hábitos de higiene.

Fin.

Los sueños de Gaby y Ciela es un cuento infantil con moraleja enviado por la escritora Tatiana Josefina Martinez Vásquez.

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: