El guitarrista aclamado


Por Luis David Gamonal Suárez. Cuentos con moraleja

El guitarrista aclamado es un cuento corto con moraleja del escritor peruano Luis David Gamonal Suárez. Cuentos infantiles con enseñanzas.

El guitarrista aclamado

El guitarrista aclamado - Cuento con moraleja

Había una vez un guitarrista llamado Fortunato. Este músico fue muy escuchado y aplaudido por el público, debido a las frases célebres expresadas en cada una de sus composiciones.

Conforme hubieron quienes elogiaban el talento musical de Fortunato, también hubieron otros que quisieron dañar su impecable trayectoria artística como su colega Fulgencio, que siempre demostraba ritmos vulgares en sus canciones.

Para superar en preferencias a su competidor, Fulgencio fue detrás de los promotores que le contrataban a él, ofreciendo sus servicios a un bajo precio, les dijo:

– «Si gustan, yo puedo animar sus eventos.»

Con el fin de ahorrar en sus fiestas, los homenajeados aceptaron esa cómoda propuesta, le dijeron:

– «¡Magnífico!»

Enterado de que su puesto había sido usurpado, Fortunato respetó la decisión de sus clientes, dijo:

– «Si han visto mejores cualidades en Fulgencio, bien por él.»

Al quedar desempleado temporalmente, Fortunato brindo conciertos de forma ambulatoria. En tanto, los promotores que dieron la oportunidad a Fulgencio, se decepcionaron por la vergonzosa presentación que brindó al público.

Testigos de espectar esos bochornosos incidentes, la gente cesó de los servicios de Fulgencio y optaron por contratar nuevamente a Fortunato, quien si demostraba profesionalismo en su trabajo.

Al recuperar su prestigio ganado, Fortunato fue reclamado por Fulgencio, le dijo:

– «¿Con que derecho te apropias de mi clientela, que con tanto esfuerzo conseguí?»

Defendiéndose de esa injusta acusación, Fortunato le dijo:

– ¡A mí no responsabilices de tu baja popularidad!, sino a los vulgares gestos que exhibes ante el público.

Tras conocer los defectos de su caída artística, Fulgencio empezó a corregir y perfeccionar los mismos, para que la gente vuelva a confiar en su trabajo.

Moraleja

Quien trabaja con talento, se refleja su aliento.

Fin.

El guitarrista aclamado es un cuento corto enviado por el escritor peruano Luis David Gamonal Suárez.

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: