Plan lectura, desde las escuelas, incorporando la lectura a la vida de nuestros hijos


Imprimir Imprimir

Plan lectura, desde las escuelas, incorporando la lectura a la vida de nuestros hijos

Tema de la semanaPlan lectura.

Un plan pensado para incorporar, desde las escuelas, la lectura a la vida de nuestros hijos.

El hábito de la  lectura es uno de los más saludables que pueden adquirir nuestros hijos. Desde EnCuentos promovemos la lectura en todas las edades. Leer es un acto mágico, enseña, nos eleva, nos ayuda a comprender mejor la realidad, a soñar, a avanzar en la vida. El mundo de hoy es demasiado vertiginoso y no siempre nos permite tomarnos un tiempo para leer. Es nuestro deber como padres, hacer que nuestros hijos –desde pequeños- tengan este hermoso hábito que no sólo les ayudará en su aprendizaje, sino les abrirá la mente y los hará más libres.

El Ministerio de Educación de Argentina, consciente que la lectura hoy no tiene un lugar de privilegio en los niños, ideó este plan, cuyos lineamientos básicos los invitamos a que lean, vale la pena.
Juntos, escuela y familia, podemos trabajar para que nuestros niños aprendan a amar el sencillo e inmenso acto de leer.

Fundamentación

La centralidad de la lectura en todos los niveles del sistema educativo es uno de los fines y objetivos pedagógicos establecidos en la Ley N° 26.206 de Educación Nacional. La lectura es la actividad intelectual que el sujeto realiza para darle sentido a las producciones escritas caracterizadas, en nuestra cultura, por su complejidad y diversidad, por el hipertexto y la multimedialidad, que hace que quien no lee se quede al margen de las decisiones de la realidad social, cultural y ciudadana cotidianas.
Como la lectura es la puerta al conocimiento de la cultura letrada, la escuela tiene que planificar, promover su enseñanza y práctica cotidiana en cada una de las áreas disciplinares, considerando su implementación en cada Proyecto Institucional a fin de asegurar la formación de lectores.
La escuela quiere que los alumnos lean, pero no logra que quieran leer. Teniendo en cuenta los últimos resultados del ONE (Operativo Nacional de Evaluación 2005) en Lengua, especialmente en competencias lectoras, puede observarse el alto porcentaje de alumnos que se encuentran en el nivel más bajo; del mismo modo, puede comprobarse que esos resultados son proporcionales con el nivel socioeconómico del alumnado.

También de la evaluación de PISA 2006 (Program for internacional students assesment) Argentina detenta sobre los seis países latinoamericanos que participaron de la muestra, el nivel más bajo en lectura. Es necesario entonces repensar nuevas estrategias para lograr una mejor enseñanza de la lectura en la escuela que logre lo que la verdadera pedagogía de la lectura persigue: sembrar el deseo de leer.

Marco teórico

Una escuela preocupada por una mejor calidad de vida de los ciudadanos, es aquella que ha descubierto que su función no es reproducir conocimientos, sino formar personas íntegras, que puedan utilizar los conocimientos que reciben en forma pertinente. Instituciones que se constituyen en lugares donde los vínculos entre personas que enseñan y aprenden en contacto directo con los objetos de estudio, potencian la elaboración de saberes.
Es en este sentido que la práctica de la lectura resulta estratégicamente indispensable para acercar los textos a los lectores brindándoles escenarios y momentos placenteros donde poner en acción la adquisición de competencias en el dominio de la lengua escrita, de utilizarla como hecho de comunicación, como instrumento para disfrutar, buscar y registrar información, y acceder al mundo del conocimiento desde la resignificación de mensajes que se genera a partir de la lectura.
Hablar de lectura, es hablar de libros, de espacios y tiempos que faciliten el acto de leer. Por ello fijar como lineamiento de política educativa un mejor acceso a la lectura, hace necesaria una línea de trabajo que apunte a facilitar y perfeccionar los espacios, prácticas, escenarios y circuitos dedicados a la lectura.
La cultura escolar transmitió durante años que leer era importante, pero no tanto como la gramática, la sintaxis, el cálculo, etc.; porque todos esos otros contenidos son tratados como tales, mientras que la formación de lectores quedó por años acotada a destrezas, a la enseñanza de la técnica (imprescindible) de la lectura (alfabetización en torno al código lingüístico) en los primeros grados y luego en prácticas esporádicas de lectura silenciosa, oral, expresiva, comprensiva, etc. pero sin pautar contenidos claros.
Leer es necesario para incorporarse a este mundo con tanta información y tan poca comunicación entre las personas. Leer es necesario para encontrarse con uno mismo y sus ideas puesta en boca y letras de otros.

Objetivos

Propiciar la construcción de un país de lectoras y lectores, que tengan en la lectura una base sólida de sustentación del crecimiento, y a la información como una herramienta para la inclusión social; la democratización, como aporte esencial al desarrollo humano y el fortalecimiento de su identidad.

Propender al desarrollo de competencias lectoras a través de acciones educativas en todos los niveles del sistema, facilitando procesos de apropiación de los bienes culturales y generando una didáctica en la formación de lectores que permita reinstalar una positiva práctica de la lectura en el espacio curricular en la escuela.

Elevar los niveles de lectura (comportamiento lector y comprensión lectora) en todo el país haciendo de la lectura no sólo un factor de esparcimiento y crecimiento personal, sino un instrumento intelectual que permita a las personas acceder a mejores condiciones de vida, generando nuevas capacidades para participar activa y democráticamente en la sociedad.

Promover el gusto por la lectura desde edades tempranas, en los niños, adolescentes y jóvenes, propiciándola como práctica permanente, teniendo en cuenta la habitualización necesaria del sujeto como lector y facilitando su acercamiento a los textos y los libros.
Fortalecer el lugar y papel superlativo que deben ocupar las bibliotecas en el ámbito escolar, apoyando y aumentando las existentes y propendiendo a crear aquellas que no existan.

Apoyar la labor de las organizaciones civiles, escolares, empresariales y sociales vinculadas la promoción del libro y la lectura en el ámbito de la vida nacional a fin de tejer una gran red de trabajo para el mejoramiento de la lectura.

Capacitar a los participantes y promotores del Programa con técnicas y enfoques avanzados
que faciliten el logro de los objetivos propuestos.
Promover acciones por la lectura en familia y en otros espacios de convivencia.

Desarrollar técnicas de medición para conocer el estado del mapa bibliotecario escolar de la República Argentina, como así también seguimiento de lecturas en estudiantes de todos los niveles y modalidades; instrumentar un sistema de recolección de datos que permita evaluar permanentemente las acciones del PLAN.

Diez lineamientos para la acción

El Programa tendrá como destinatarios docentes, alumnas y alumnos de todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo. Se prevén inicialmente diez medidas de intervención directa en prácticas lectoras:
I – Lectura en voz alta:
II – Encuentros con escritores
III – Convocatoria a las ONGs para trabajar en pro de la lectura: Si los
IV – Dos jornadas anuales de lectura comunitaria
V – Confección de una ficha lectora por alumno donde se registren las apetencias lectoras del alumno y su familia.
VI – Libros de las bibliotecas escolares en los hogares.
VII – Capacitación docente a través de la página Web Educ.ar y capacitación en campo
VIII – Fortalecimiento del programa de Abuelos Leecuentos.
IX – Libros y lecturas para las escuelas
X – Reseñas y comentarios acerca de libros

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

El PLAN LECTURA completo lo pueden encontrar en la página:
www.planlectura.educ.ar

Imprimir Imprimir