Consejos para el cuidado de niños con EB Guía para padres Parte III


Imprimir Imprimir

Consejos para el cuidado de niños con EB Guía para padres Parte III

Por que utilizar vendajes:

La piel de los niños con eb es muy frágil y débil, en los casos de bebes esta aumentada la fragilidad.

En algunos casos el vendaje se utiliza no solo para sujetar apósitos, sino para proteger la superficie de piel que no está dañada. En el caso de lactantes, que tienen movimientos descoordinados deben ser vendadas las partes del cuerpo con mas tendencia al roce. Ej.: manos y pies, de lo contrario se deben proteger con ropa que cumpla la función de protección (guantes).

Vendaje de manos:

Muchas veces en hospitales recomiendan vendar las manos sin separar los dedos. Esto ha llevado a que las manos se deformen y los dedos se unan con mayor rapidez. Algunos padres decidieron dejar las manos sin vendar, pero en los casos en que se han vendado los dedos, los resultados han sido muy buenos.

Por eso, nuestra recomendación es vendar dedo por dedo. La prevención de la unión de los dedos, se puede hacer aplicando pequeñas tiras de apósito entre los espacios de los dedos, que permite evitar que la piel de los dedos se una hasta la siguiente cura.

La cura de lesiones entre los dedos comienza por la limpieza de las lesiones y aplicando pomada si es necesario. Se debe cubrir con un apósito extremadamente suave, maleable y cicatrizante. Este apósito puede ser recortado para que se adapte como un guante, recortando espacios redondos correspondientes a cada dedo.

Vendaje de piernas:

Es muy útil comenzar por el muslo, luego continuar con el pie hasta llegar a la zona del muslo Complicaciones La predisposición para desarrollar infecciones locales, pudiendo convertirse en infección generalizada. La alteración en la calidad de vida de los que padecen las heridas y entornos familiares.

La alternación de la movilidad espontánea del paciente. La pérdida de nutrientes a través de la apertura de las heridas. La alteración de la estructura de la piel por la alteración de la fibra del colágeno.

Alimentación

En este aspecto se tendrá en cuenta el estado del niño. En el caso de las epidermolisis distróficas, algunos niños tienen dificultades para tragar, porque se le forman ampollas en el esófago. Para estos casos, es recomendable alimentos blandos, si es posible procesados; también se puede ablandar el alimento con leche, evitar alimentos con bordes duros y punzantes.

Si utilizan mamaderas es conveniente agrandar el orificio de la tetina para que la succión sea menos agresiva al paladar. La alimentación es fundamental debido a la desnutrición crónica que tienen estos pacientes, hay nutricionistas que recomiendan complementos nutricionales balanceados, que viene en varios gustos, es un complemento fácil de digerir. Esto se evaluará con el pediatra o nutricionista de su hijo.

Las obras sociales deben cubrir estos complementos habiendo presentado la nota del profesional que atiende a su hijo solicitando el mismo. Es fundamental que la dieta blanda contenga fibras, porque es necesario evitar la constipación. Algunos nutricionistas recomiendan hierro y zinc.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

http://www.debraargentina.org/info/

Imprimir Imprimir