Acompañando a los profesionales al dar la noticia


Imprimir Imprimir

Al nacer un bebé con Síndrome de Down, los profesionales que les toca estar en el momento del nacimiento, deben saber como comportarse y dar la noticia.

Es importante saber hacerlo; para poder ayudar a la familia y al bebé que acaba de nacer.

Información para tener en cuenta.

  • El síndrome de Down, no es una enfermedad. No se cura, ni contagia. Es una condición de vida.
  • No hay culpables por tener un hijo con síndrome de Down, nada que hayan hecho los padres, o la madre durante su embarazo, tiene que ver con el síndrome, es una causa genética.
  • No hay grados en el síndrome de Down. O se tiene o no se tiene. No se puede tener a medias.
  • Los rasgos que tiene el bebe solo sirven para hacer un diagnóstico. El que tenga más o menos rasgos, no implica que tenga más o menos grados de Síndrome de down.
  • Tienen más parecidos con sus familiares, que entre ellos.
  • El síndrome de down siempre cursa con debilidad mental. Pero esta siempre va a depender de la estimulación, y enseñanza académica además de la aceptación en la familia y en la sociedad. Por eso es importantísimo que se los estimule y acepten socialmente.
  • Las personas con Síndrome de Down, tienen más similitudes que diferencias con las personas convencionales.
  • Se benefician de los mismos cuidados, atención e inclusión en la vida de la comunidad.
  • Las personas con síndrome de down, pueden ser felices, tener una vida social plena, estudiar, trabajar y algunos pueden vivir autónomamente.
  • Eviten los prejuicios. Si les provoca angustia o miedo, no transmitirlo a los padres. Esto es algo de los profesionales, los padres necesitan que los apoyen, no que les transmitan miedo.
  • No es una desgracia, es un desafío.

¿Cómo ayudar a la familia?

  • Actuar con normalidad. No esconderse, o desaparecer de la habitación. Al entrar a la habitación, felicitar a los padres y hablarles normalmente de su hijo. Como lo hacen con los demás.
  • Diferenciar del síndrome de down, alguna complicación médica que pueda poner en riesgo la vida del niño. Tratarla debidamente con los especialistas en el tema y aconsejar como seguir manejándose, luego que salga del hospital.
  • Evitar los prejuicios. Hay que respetar la postura de los padres.

¿Cuándo y dónde dar la noticia?

  • Si el bebé no tiene una complicación quirúrgica importante, dala lo antes posible.
  • Buscar un lugar, que puedan estar a solas con la familia.
  • Es importante que estén ambos padres juntos y el bebe en brazos de alguno de ellos. Si el padre, no está, convocar a un familiar. No darle la noticia a la madre solamente.

¿Cómo decirlo?

  • Al entrar a la habitación, felicitar a los padres. Acaban de tener un hijo.
  • Mirar a los ojos a uno de ellos y decirles que tienen que darles una “noticia importante”. Nunca una mala noticia, El profesional solo debe informar, no debe emitir juicios de valor.
  • Informar con claridad y sencillez. Hablar del bebé por su nombre.
  • Aclarar que los rasgos son solo para hacer el diagnóstico. No hay grados de Síndrome de Down. Hablarles de que son más parecidos a la familia que entre ellos.
  • Respetar la postura de los padres.
  • Si la familia lo permite, hablar sobre lo positivo, lo que sí pueden lograr con dedicación y aceptación.
  • Hablar o informar sobre lo que es normal que sientan. Angustia, desesperación, dolor, miedo, no saber como seguir, etc. Aceptar los sentimientos y ofrecer ayuda de otros profesionales o padres que pasaron por lo mismo.

¿Cómo seguir?

  • Ofrecer a los padres, hablar con algún profesional especializado.
  • Informarles que si lo desean, pueden venir personas de la Fundación Down Tigre a conversar con ellos.
  • El hecho de haber recibido la noticia de una manera “amable” y que el resto de las personas que transitan por el hospital no lo vean como algo negativo, ayuda a que la madre pueda conectarse un poco más con su hijo. A que lo pueda ver desde otro lugar. Tendrá que hacer su duelo, y lo vivirá según su forma de pensar, pero desde afuera se puede ayudar y mucho a formar un vínculo necesario para el desarrollo psíquico de ese niño.

Es una forma de ayudar a toda la familia, al bebe, a la sociedad y de crecer como personas.

Ayudar es ayudarnos.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Lic. María José Fernández Ferrari
Psicología y Estimulación Temprana
Fundación Down Tigre
Belgrano 536
4897 6281

Imprimir Imprimir

Comentarios