Enfermedades respiratorias crónicas – Semana del Bienestar

EnCuentos.com se hace eco de la Semana del Bienestar.

Colaborando la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, hemos decidido publicar información sobre las enfermedades no transmisible, entre otros temas.

En EnCuentos.com también queremos crear entornos saludables para una vida más saludable por eso, cada día de esta semana, publicaremos un artículo diferente y todos tendientes a tomar conciencia que una vida mejor es posible.

Hoy Enfermedades respiratorias crónicas

Las enfermedades respiratorias crónicas (ERC) son enfermedades crónicas de las vías respiratorias y otras estructuras del pulmón.

Algunas de las más frecuentes son el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), las alergias respiratorias, las enfermedades pulmonares de origen laboral y la hipertensión pulmonar.

Los factores de riesgo más importantes de las ERC prevenibles son los siguientes:

• Tabaquismo

• Contaminación del aire en espacios cerrados

• Contaminación exterior

• Alérgenos

• Exposición a riesgos ocupacionales como el polvo y productos químicos

Datos acerca de la EPOC Cientos de millones de personas sufren cada día las consecuencias de una enfermedad respiratoria crónica (ERC).

Según estimaciones,  hay unos 235 millones de personas que padecen asma, 64 millones que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y muchos millones de personas más que sufren rinitis alérgica y otras ERC que a menudo no llegan a diagnosticarse.

Programa de la OMS para las enfermedades respiratorias crónicas

El objetivo del programa de la OMS para las enfermedades respiratorias crónicas es apoyar a los estados miembros en sus esfuerzos para reducir la tasa de morbilidad, de incapacidad y de muertes prematuras debidas a las enfermedades respiratorias crónicas, y en especial asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Objetivos del programa:

• Mejor vigilancia sobre la magnitud de las enfermedades respiratorias crónicas y análisis de sus factores determinantes, especialmente en poblaciones pobres y en desventaja. Control de tendencias futuras.

• Prevención primaria para reducir el nivel de exposición de los individuos y de las poblaciones a los factores de riesgo más comunes, en particular tabaco, desnutrición, infecciones respiratorias frecuentes durante la infancia y contaminación ambiental del aire (dentro y fuera de las casas y en el lugar de trabajo).

• Prevención secundaria y terciaria para reforzar la asistencia sanitaria a personas con enfermedades respiratorias crónicas identificando intervenciones rentables, mejorando los criterios y la acceso a la asistencia médica a todos los niveles del sistema sanitario.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Imprimir Imprimir

Comentarios