Adolescentes al volante

Adolescentes al volante

Todos los años mueren muchísimos adolescentes en accidentes automovilísticos y muchos sufren lesiones. Hay jóvenes en el 45 % de los accidentes de tránsito y constituyen el 40 % del total de víctimas por choques, según las organizaciones de seguridad vial especializadas En los jóvenes la falta de experiencia puede ser uno de los factores más importantes para que ello ocurra.

Ciertos límites y recaudos que se adopten ayudarán a disminuir los riesgos en la conducción entre los más jóvenes. RESPONSABILIDAD COMPARTIDA: PADRES E HIJOS El enseñarle a conducir un vehículo a su hijo / hija adolescente es una responsabilidad que los dos deben compartir.

La educación para conducir del adolescente empieza antes de sentarse detrás del volante de un auto y requiere el compromiso de los dos. De los padres y de los hijos. NO ES SOLO TEMA DE PADRES Entendemos que esta situación se podría dar también para otros casos. Por ejemplo hay tíos que por alguna razón tuvieron que pasar a ocuparse de sus sobrinos. Pues para ellos y para muchos otros casos más, similares o particulares, es muy utilizable lo que en esta sección queremos aportar.

AYUDE A SU ADOLESCENTE A SER UN CONDUCTOR MÁS PRECAVIDO

El enseñar a su hijo adolescente a conducir es más que sentarse detrás del volante de su auto. Es un proceso que empieza mucho antes con el diálogo entre los padres y sus hijos adolescentes, el cual es reforzado por su propio ejemplo. Mediante el CONTRATO DE MANEJO DE CONDUCTA VIAL, usted y su adolescente podrán definir sus responsabilidades mutuas.

Conozca y utilice el CONTRATO DE MANEJO DE CONDUCTA VIAL. Léalo y dialogue. La comunicación es la base del respeto mutuo. Y un conductor respetuoso… es un conductor responsable.

GUÍE AL ADOLESCENTE PARA QUE SEA UN CONDUCTOR CON CONDUCTA VIAL Se sabe que las actitudes y comportamientos de los conductores adolescentes son influidos por varios factores. Los padres son importantes En una encuesta en España, el 89% de los adolescentes indicó que sus padres son influyentes cuando se trata de animarlos a manejar un auto con seguridad y el 44% de los adolescentes indicó que conduce con más cuidado cuando no está acompañado de amigos en el auto.

Usted como padre es la mayor influencia en la vida de su hijo sobre todo cuando se trata de los adolescentes y el tema de conducir un auto. Para darle a su adolescente la mejor educación de manejo posible y la mejor protección, es importante que usted, como padre responsable, haga lo siguiente:

APRENDA que necesitan los adolescentes, su actualidad, la realidad de los conductores adolescentes, como hablan, que piensan. Intente entenderse con su hijo o el adolescente. Hoy todo cambia rápidamente y quizá el tema lo desborde. Se sabe que es difícil. Insista. Es por el bien de ellos y suyo.

PROTÉJASE A SI MISMO Y A SU ADOLESCENTE mediante su póliza de seguro de auto y el conocimiento de las leyes. El hecho que su adolescente empieza a conducir representa una responsabilidad para usted. A medida que le enseñe a su adolescente a conducir, tenga en mente cómo esto podría afectar sus necesidades de seguro de auto, así como que leyes deberá observar su adolescente durante su etapa de aprendizaje.

Considere lo siguiente: Hable con el adolescente acerca de la importancia de mantener un buen historial de manejo (tanto el suyo como el de su adolescente), de que siempre trate de conducir un auto seguro y en buenas condiciones, familiarizarse con las leyes, averiguar qué descuentos le ofrece su aseguradora. Consulte con su aseguradora para averiguar si ofrece alguna póliza de accidentes que le podría ayudar a proteger a su familia y sus finanzas.

CAMBIE LA FORMA DE CONDUCIR de su adolescente para su seguridad y la de los demás conductores.

CONSULTE RECURSOS ADICIONALES disponibles que le ayudarán a enseñarle a su adolescente a ser un conductor de auto precavido. FIRME EL CONTRATO DE MANEJO ENTRE USTED Y EL ADOLESCENTE para definir responsabilidades mutuas a medida que le enseña a su hijo adolescente a conducir un auto.

Lea el CONTRATO DE MANEJO DE CONDUCTA VIAL y compártalo con el adolescente.

LA VIDA DE LOS ADOLESCENTES

Cuando se trata de conductores adolescentes, es importante reconocer que el ambiente de ellos es diferente al de los adultos y hay muchas cosas que afectan su desarrollo.

¿POR QUE CORREN RIESGOS LOS ADOLESCENTES? Como todo padre podrá recordar, la adolescencia es una maravillosa etapa de la vida. En esta edad de transición, los adolescentes tienen experiencias sociales que afectan su juicio y comportamiento: Presión social: Los adolescentes, sean conductores o no, se presionan e influyen entre ellos mismos.

Esto es algo que puede tener un efecto negativo en su comportamiento general, su evaluación del riesgo y su manera de conducir. Desarrollo emocional y social: El desarrollo emocional y social es parte de la adolescencia y es un proceso que continúa hasta la edad adulta. Es por ello que muchas veces los adolescentes no juzgan bien la situación en la que se encuentran.

ACTITUDES DE LOS ADOLESCENTES

La combinación de la presión social, el nivel de desarrollo y las actitudes de los adolescentes forman en ellos percepciones equivocadas en asuntos de conducir. Las actitudes y comportamientos de los conductores adolescentes son influidos por varios factores.

1) La influencia de los padres. Confían en la influencia de sus padres.

2) La relación con los amigos cuando conducen un vehículo. Conducen con más cuidado cuando no está acompañado de amigos en el auto.

3) En general los adolescentes se sienten más inseguros cuando otra persona conduce y en muchos casos no dirían algo al respecto.

4) Respecto de las distracciones al conducir los jóvenes hablan por celular mientras conducen y envían y responden mensajes de texto; pero al consultarles acerca del riesgo que ello conlleva son consientes de que efectúan comportamientos erróneos.

ORIENTE A SU ADOLESCENTE Y COMPARTA SUS EXPERIENCIAS

El enseñar a su hijo adolescente a conducir es más que sentarse detrás del volante de su auto. Es un proceso que empieza mucho antes con el diálogo entre los padres y sus hijos adolescentes, el cual es reforzado por su propio ejemplo.

EL EJEMPLO Demuestre a su hijo su interés en la conducción precavida. Puede hacerlo de varias maneras Conozca las normas de tránsito e infórmese acerca de las licencias para conductores principiantes de su municipio. Consulte con otros padres y compartan sus experiencias.

Practique lo que predica y conduzca con precaución. Es más probable que su hijo adolescente sea un conductor precavido si ve que usted hace lo mismo. Involúcrese en la educación de su hijo y comparta la responsabilidad. A través del CONTRATO DE MANEJO DE CONDUCTA VIAL usted podrá tomar un papel activo en la educación de manejo de su adolescente.

EL DIALOGO

COMO PREPARARSE PARA EL DIALOGO CON EL ADOLESCENTE CONDUCTOR

Antes de empezar el diálogo con su adolescente conductor, analice lo siguiente: ¿Demuestra buen juicio su hijo adolescente? ¿Resiste la presión social cuando se trata de hacer cosas peligrosas o arriesgadas? ¿Está dispuesto su hijo adolescente a cumplir las leyes de la conducción, así como sus normas y reglas? ¿Está su hijo adolescente cómodo y seguro detrás del volante? ¿Comprende verdaderamente su hijo adolescente lo que significa conducir con precaución?

El diálogo con el adolescente debe ser una comunicación entre los dos para tener éxito. Esto significa que el padre debe hablar y escuchar a su hijo. Como adulto, es importante que el mayor tome la iniciativa y no espere hasta el último momento para tratar el tema de conducir con su hijo adolescente.

Considere estos consejos:

1) Asegúrese que las conversaciones con su adolescente sean un diálogo franco sobre cómo conducir un vehículo.

2) Demuestre que entiende la emoción de su hijo y comparta sus puntos de vista y experiencia como conductor.

3) Identifíquese con el deseo de su hijo adolescente de conducir de manera inteligente. Las investigaciones indican que los adolescentes no aspiran a ser conductores precavidos, pero sí aspiran a conducir de una manera inteligente, ya que esto combina la habilidad de conducir y la seguridad.

4) Celebre el logro de obtener la licencia de conducir y subraye la responsabilidad que éste representa.

5) No termine el diálogo una vez que su hijo adolescente tenga su licencia. Este diálogo es sumamente importante, sobre todo durante los primeros meses que su adolescente empieza a conducir por su cuenta.

LA RESPONSABILIDAD MUTUA

Usted, como padre responsable, debe compartir con su adolescente la responsabilidad de que él conduzca con precaución. El CONTRATO DE MANEJO DE CONDUCTA VIAL entre los dos les será muy útil para definir sus responsabilidades mutuas con el fin de apoyar el aprendizaje y la seguridad de su hijo adolescente y otros conductores. El CONTRATO DE MANEJO DE CONDUCTA VIAL le ayudará a definir responsabilidades mutuas a medida que le enseña a su hijo / a adolescente a conducir un automóvil o cualquier tipo de vehículo.

Fernando Ulloa

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fuente: www.conductavial.com

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]