Trinos en el Portal

Trinos en el Portal es uno de los bellos poemas de nochebuena y navidad escrito por Julio Gimenez Sanchez, un poema navideño para toda la familia. A la vera del Portal una pareja de jilgueros

Caracol al sol

Caracol al sol es una de las bellas poesías infantiles de caracoles escrita por Julio Jiménez Sánchez, poesía infantil sugerida para primeros lectores. Lento pero vigoroso avanza el caracol, poquito a poco, impulso a impulso, dejando

Rahma y el mar

Rahma y el mar es uno de los poemas sobre el mar para niños de todas las edades del escritor Julio Jiménez Sánchez. Poema para toda la familia. Mi amiga Rahma se marea en el

Muñequito de nieve

Muñequito de nieve es una de las poesías de muñecos de nieve del escritor Julio Giménez Sánchez sugerida para niños a partir de siete años. Noche de luna llena, noche de mucho frío, un muñeco

Sinfonía natural

Sinfonía natural es uno de los poemas infantiles del escritor Julio Jiménez Sanchez sugerido para niños a partir de cinco años. Hay un pingüino de nombre Agustín que saca notas cálidas de un hermoso violín.

Piruja

Piruja  es uno de los poemas con rimas de la colección poemas infantiles de brujas de  Julio Jiménez Sánchez sugerido para niños a partir de ocho años. Da miedo esta Piruja de pelirrojo cabello, enmarañado

Nana para Jesús

¡Nana, nanita, ea! Linda nana para el Zagal que María da a luz esta noche de Paz. ¡Nana, nanita, ea! Mamá canta contenta; el Niño tiene sueño cuando María le da teta. Se agarra con

Malala

Dedicado a Malala Yousafzai Su nombre, Malala, ha nacido en Pakistán y lucha por sus derechos desde tierna edad. Sus grandes y negros ojos, escondidos en un «hiyab», su mirada valiente transmitiendo esperanza total. Hija

El hada de los cuentos

El hada de los cuentos Dedicada a Pilar Argés Conozco a un hada que, como arañita tenaz, laboriosa y trabajadora con paciencia y delicadeza maneja su telar. Teje cuentos y poemas. Con lápiz, paleta y

Globito travieso

Para Leyla María, mi hija Leyla María llora sin consuelo, ¡su globo, su globito…., escapó hacia el cielo! Eolo, ¡travieso!, sopló un viento juguetón y de sus dedos, el globo, escapó sin solución. Desde la