Leer con los niños define el éxito en promover la lectura temprana

imagenes de padres con hijos leyendo

¿Cómo ayudar a su hijo ser un buen lector?

Sin duda alguna, el leer con los niños define el éxito en promover la lectura temprana. Al poner en acción algunas estrategias sencillas, se hará una gran diferencia en la capacidad de los niños de desarrollarse como buenos lectores y escritores.

Las investigaciones han demostrado que la intervención a una edad temprana es crucial para ayudar a que un niño llegue a ser un lector competente.

Actividades de apoyo para las lecturas de comprensión:

• Invite a su niño a leer con usted todos los días.
• Antes de iniciar la lectura anticipe por medio de los dibujos lo que va a tratar.
• Dialoguen sobre las nuevas palabras que se encuentran. Por ejemplo, “Esta casa grande se llama palacio. ¿Quién crees que vive en un palacio?”
• Tome una pausa y pregunte sobre los dibujos y lo que está sucediendo en la historia.
• Al terminar la lectura cuestione sobre que trató la historia.
• Lea con su hijo su libro favorito una y otra vez.
• Lea historias con palabras que riman o frases repetidas e invite a su hijo a decirlas con usted. Apunte, palabra por palabra, según su niño vaya leyendo con usted.
• Lean una variedad de libros para niños, incluyendo cuentos de hadas, libros con cantos infantiles, poesías, libros de información, revistas, periódicos y cualquier portador de texto.
• Escucharlos cuando leen en voz alta y estimularlos.
• Ampliar su rincón de biblioteca.

Acompañarlos a las librerías a ver libros también estimula el hábito de la lectura de los hijos.

Afortunadamente, cada vez hay más libros atractivos para los niños y más librerías especializadas para elllos o con secciones de literatura infantil y juvenil. Siempre respetando sus derechos conviene llevarlos de vez en cuando a una librería, aunque no siempre se concrete la compra. Es muy bueno que miren y desarrollen su curiosidad.

También resulta positivo suscribirlos a revistas infantiles y juveniles. Recibir correspondencia a nombre de uno es agradable, y a los niños les da mucha ilusión y los anima a leer.

Finalmente, es fundamental que nos vean leer. El ejemplo es, en educación, el argumento más convincente porque posibilita la imitación, animando al niño o la niña a hacer aquello que hace una persona que tiene prestigio para ella, como es su padre o su madre.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Por Rocío Brescia, especialista de Fundación Leer.

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]