La importancia de los espacios verdes para los niños

La importancia de los espacios verdes para los niños

La importancia de los espacios verdes para los niños.

La importancia de los espacios verdes para los niños. Los espacios verdes son cada vez menos. Muchos, en pos de arreglarlos, fueron cubiertos por cemento.

Los espacios verdes son cada vez menos. Muchos, en pos de arreglarlos, fueron cubiertos por cemento.

Los niños hoy juegan en plazas en las que el gris predomina. Eso los que pueden salir, muchos pasan su tiempo entre paredes, armando mundos con materiales duros, artificiales o con la consola de videojuegos como principal aliada. Este tipo de rutinas puede potenciar las características individualistas y de introversión de aquellos chicos a los que les cuesta socializar o tomar contacto con su contexto.

Sin embargo, la naturaleza ofrece múltiples espacios y oportunidades para explorar, investigar y descubrir. ¡Es posible sorprenderse! Es tarea de los adultos abrir esas puertas, mostrarles los caminos que hasta ahora no transitaron y que pueden ayudarlos a reconocer nuevas características propias. Hay otras formas de jugar, de divertirse y de conectarse.

Practicando deportes, en actividades culturales en espacios abiertos, viajando, organizando un campamento, compartiendo en un picnic, remontando barriletes y hasta en la bicicleta, hay actividades que les muestran que hay tantas opciones de juego como ganas de probar.

Para esto no es necesario ponerse a armar grandes presupuestos o planificar un viaje de largas distancias. El jardín de tu casa, la plaza, el parque, la orilla del río. Todos estos lugares te ponen en relación con la Tierra. También es posible ir al zoológico, una granja, pasear en una lancha y llegar a una isla del Tigre. En todas ellas es posible armar distintos itinerarios, que pueden incluir buscar tesoros alados como mariposas, descubrir nidos y luego dibujarlos. Para los más osados, bajar una pendiente a toda velocidad les subirá la adrenalina. Hasta los bebés pueden experimentar texturas al tocar los distintos tipos de suelos.

Los niños son curiosos, hay que alimentarles esa vía para conocer el mundo. En contacto con la naturaleza observan, reflexionan, sacan conclusiones. Luego, hasta es posible que se entablen largas charlas con sus papás y hermanos, que hasta pueden derivar en otros temas. Para muchos, esto sirve para exorcizar sus miedos. Explorar nos enfrenta con nuestros límites y nos obliga a sobrepasarlos.

Por Vanina Figule, Directora de Métodos Educativos de la Asociación Scouts de Argentina (www.scouts.org.ar).

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

La importancia de los espacios verdes para los niños. Los espacios verdes son cada vez menos. Muchos, en pos de arreglarlos, fueron cubiertos por cemento.

¿Quiere calificar esta publicación?

Imprimir Imprimir

Comentarios