Tarde blanca

muñeco de nieve

Con su traje blanco

de bellos fulgores,

llega don Invierno

con brisa de soles.

 

Pero nadie sale,

ni el pez, ni la rosa,

retozan los niños

dentro de sus chozas.

 

El invierno triste,

sopla una canción,

y llora en silencio

motas de algodón.

 

De cada morada

salen a jugar,

muñecos de nieve

por doquier están.

 

Jovial el invierno

comienza a tejer,

otro traje blanco,

al amanecer.

 

Fin

Todos los derechos reservados por Olga Lidia Martínez Robaina Registrado en el CENDA. Centro Nacional de Derecho de Autor de la República de Cuba.

Tarde blanca es uno de los poemas de la colección poemas sobre el invierno de la escritora cubana Olga Lidia Martínez. Para niños a partir de cinco años.

Imprimir Imprimir

Comentarios