El pendiente perdido

niña durmiendo

La niña perdió un pendiente

jugando en su habitación,

cuando se marchó a dormir

de su oreja se cayó.

 

Buscó por el edredón

en la funda a la almohada,

se agachó a mirar el suelo,

levantó todas las sábanas.

 

Muy cansada con su osito,

en la cama se metió,

esperando al otro día

poder buscarlo mejor.

 

Y cuando se hizo de día

y los ojitos abrió

encontró justo a su lado

el pendiente que buscó.

 

Fin

Poema sugerido para niños a partir de cinco años

http://cuentosentretenidos-marissa.blogspot.com.es/

Imprimir Imprimir





Comentarios