Cuarenta minutos

Relatos para padres e hijos

Cuarenta minutos es uno de los relatos sugerido para jóvenes y adultos Iván Alatorre Orosco. Relato sugerido para jóvenes y adultos.

Acabo de experimentar cuarenta inolvidables minutos con mi hijo Gael. No estoy muy seguro de cuál fuera su dolencia o su aflicción, pero después de estar llorando desesperadamente por un buen rato, se me ocurrió leerle un cuento ilustrado.

Si bien sé que él se está acostumbrando a periodos cortos de atención cuando le leo, les confieso que mi sorpresa fue mayúscula al ver que casi en forma inmediata atendía a la sonoridad de mi voz, abandonando el llanto para fijar entonces su mirada en las páginas con palabras e ilustraciones del libro.

La emoción de saber que estoy trayendo al mundo a un nuevo lector me llena de una satisfacción tan grande que me resulta muy difícil expresarlo con palabras.

Sé que como cualquier padre enamorado de su hijo, no existe detalle que deje de celebrarle, aumentándolo a la décima potencia del orgullo paternal. Pero de algo estoy completamente seguro:

Ser testigo de esas primeras sonrisas me transporta a un mundo de ensueño. Un mundo en el que un pequeño ser humano de seis kilogramos enriquece mi universo con sus infinitos detalles.

Un mundo en el cual, gracias a su desbordada capacidad de asombro, él me recuerda constantemente que un árbol es mucho más que un árbol. Que las figuras que las nubes dibujan en el cielo son mucho más hermosas. Que las estrellas en el firmamento nocturno son más misteriosas. Que el abrazo de un ser amado no tiene precio. Que ser padre representa una reconciliación con los valores más profundos y con la vida misma.

La mirada que esta noche me ha regalado mi hijo, irradiaba la confianza, la felicidad y la ternura suficientes para fortalecer aún más nuestro vínculo de vida.

Mi voz y su mirada se fundieron por cuarenta minutos en un inolvidable paréntesis de nuestra naciente historia junto.

Fin

Cuarenta minutos es uno de los relatos sugerido para jóvenes y adultos Iván Alatorre Orosco. Relato sugerido para jóvenes y adultos.

 

Imprimir Imprimir

Comentarios