Mucho más feroz que el lobo

NIÑOS DE HOY

Hoy día, a los niños ya no se les asusta con el hambriento lobo feroz, o con la bruja malvada, o la madrastra y un espejo mágico, los niños de hoy han perdido su infancia. Se han acabado los juegos divertidos y con mucha imaginación para dar lugar a los videojuegos y la televisión.

Era de noche… los niños, después de estar jugando con el ipad, observando los canales sin alma de la televisión, de ver discutir a los papas, por fin llego la hora de la cama, de dormir, de descansar, sin embargo, una idea nueva se ha sembrado en la cabecita de los niños, siiii el monstruo bajo la cama, el que vive dentro del armario… uyyyy q miedo… dormir con monstruos en la cabeza, mama contando historias lindas de cuentos de hadas, papa contando las crueldades de las noticias, y llega el sueño, cada quien soñando, cada quien a medio descansar, porque los niños de hoy ya no descansan, están contaminados con el miedo de los padres.

Y llega la mañana, el desayuno a las prisas y rápido a la escuela, el tiempo corre, el tiempo vuela, los deberes hay que cumplir, la tarea hay que hacer, con tantas reformas y tantos caos educativos ya no hay tiempo para jugar.

Y un día cualquiera, de cualquier lugar, de cualquier rincón, de cualquier país, y a cualquier hora, surge el rumor casi verdad de que en un pueblito cualquiera de una cualquier ciudad se han perdido niños, niños que salen de casa y no vuelven nunca más, niños que pierden su inocencia en manos de monstruos voraces que hacen uso del abuso y de la corrupción que impera en todos lados, que crece como moho, que huele a podrido. Niños que jamás vuelven a ver a mama y que sus cuerpos limpios y puros son usados para los más detestables actos.

Y esto no es un cuento, esto es la realidad, y hay q temer a todos esos lobos que andan por ahí tratando de comerse a la caperuza, a la abuelita, a los cochinitos, y a todos aquellos que dada la mala suerte y el estar en el lugar incorrecto a la hora exacta son privados de la libertad, de la vida, de sus decisiones.

Fin

Reflexión para padres.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Autora: Yosadira Espinoza Hernández

Imprimir Imprimir

Comentarios