Año nuevo 2009. Otra oportunidad que nos regala la vida.

Tema de la Semana: El año nuevo 2009

OTRA OPORTUNIDAD QUE NOS REGALA LA VIDA.

Todo comienzo tiene un encanto especial. Comenzar una carrera, el colegio, una vida compartida con alguien, un trabajo nuevo, etc. Todo está teñido de ilusión, ganas, energía, tal vez un poco de temor, pero siempre prevalecen los sentimientos positivos. El comienzo de un nuevo año no escapa a estas sensaciones. Algún escéptico podrá decir que nuestra vida no cambiará radicalmente por hayan dado las 12 del día 31 de diciembre y ya sea el primer día del año nuevo. Es cierto, sin duda que en esa fracción mínima de tiempo no notaremos diferencia alguna y hasta podemos pensar que nada mágico tiene esa aguja que no sólo cambia la hora, sino el año. También es cierto. La magia de los cambios no radica en una aguja, tampoco en una hoja que se arranca del calendario, está en nosotros mismos, como todo lo demás por otra parte.

Las cosas se acomodan a la actitud que tengamos frente a ellas, los cambios igual. Si los vivimos con más temor que alegría, si ese miedo nos impide disfrutar de cada etapa nueva, seguramente el cambio no será muy positivo.

Por el contrario, si en cada baldosa nueva que pisa nuestra vida, sabemos ver un crecimiento, un desafío; si la “pisamos” con decisión, alegría e ilusión, valdrá la pena ese camino nuevo hacia el cual nos conduce.
Sería muy enriquecedor tomar cada cambio, y en particular tal vez el cambio de un año, como una puerta que se abre a infinitas posibilidades. Sentir que somos nosotros quienes abren de par en par esas puertas y le damos la bienvenida a las oportunidades que vendrán. Nadie puede descifrar el futuro pero ¿por qué no esperarlo con la mejor actitud posible? Confiados no en lo que nos traerá, sino en lo que intentaremos procurarnos nosotros, sabiendo que muchísimas cosas dependerán de nuestro esfuerzo y voluntad.

Cuando algo comienza, todo es posible, todo está al alcance de nuestra mano, todo es nuevo. Tratemos de no contaminarlo con las malas experiencias que hayamos tenido antes y sí alimentémoslo de las buenas vivencias con las que hayamos sido bendecidos.

Abonemos este comienzo con sueños, muchos sueños, ganas de hacer cosas, proyectos, pero no esperando que se cumplan por arte de magia, sino por nuestro esfuerzo, tesón, ganas y voluntad.
Sepamos que siempre se puede hacer borrón y cuenta nueva, aunque no olvidemos, tampoco hace falta, pero sí hace falta pensar en que si ponemos todo de nuestra parte, ya tenemos mucho porcentaje de éxito asegurado.

Si el año que hemos dejado atrás no ha sido bueno, pues pensemos que justamente ha quedado atrás y démosle la bienvenida a este nuevo que se brinda limpio, puro y expectante para nosotros.
Vivamos este comienzo de año como lo que es, una nueva oportunidad que la vida nos brinda, dependerá de nosotros saber aprovecharla.
“Si tienes un pasado que no te deja satisfecho, olvidalo ahora. Imagina una nueva historia para tu vida y cree en ella. Concéntrate sólo en los momentos en que conseguiste lo que deseabas, y esta fuerza te ayudará a conseguir lo que deseas ahora”  (Paulo Coelho)

Imprimir Imprimir





Comentarios