Pedagogía Waldorf: lo nuevo en educación

Pedagogía Waldorf: lo nuevo en educación

Pedagogía Waldorf: lo nuevo en educación

Pedagogía Waldorf. Recursos para docentes.

 

Para quienes no acuerdan totalmente con la pedagogía que rige en las instituciones escolares de cada país, han surgido opciones educativas de nivel primario y secundario que contemplan pedagogías distintas. Tal es el caso del que aquí nos ocuparemos, de la poco famosa aún, Pedagogía Waldorf.

Si bien esta pedagogía que se fundamenta en aprender en libertad, tiene ya un tiempo de práctica, resulta nueva para algunas zonas del mundo. Siendo la procedencia de esta pedagogía Alemana, como su nombre lo indica,que es homónimo al de su creador.

Aunque aún resulta una pedagogía poco conocida, desde hace más de 10 años está siendo practicada en distintos lugares del mundo, como es el caso de Argentina. El cupo de ingresantes a escuelas con esta pedagogía es limitado, usualmente, y para su ingreso se requiere de una serie de entrevistas que determinan el posterior ingreso de la familia a la institución o no.

Y digo familia y no alumno, porque otra clave de esta pedagogía es la de tomar en cuenta al grupo familiar del que el niño forma parte y, no, al niño como un eslabón aislado.

Por otra parte, las escuelas Waldorf tienen una organización horizontal, es decir, que todo lo referente a la escuela se organiza entre cada uno de los participantes, docentes, directivos, padres y alumnos.

Entre las diferencias que encontramos con la enseñanza en escuelas tradicionales podemos nombrar las siguientes: comienzan el día haciendo una ronda entre todos los cursos, cantando canciones y contando historias elegidas para la ocasión, no se lleva ningún tipo de uniformes, el desayuno que presentan es vegano (todo a base de semillas), utilizan cuadernos con hojas lisas, escriben con pluma.

Asimismo, los conocimientos de las distintas materias se organizan por etapas, es decir por ejemplo, que por unos meses sólo tienen lengua y así van cambiando de materia a lo largo del año. Otro dato interesante es que los establecimientos que imparten esta pedagogía suelen estar construidos de manera ecológica.  Las aulas en su interior están decoradas con dibujos y en colores determinados que son parte del lineamiento de la pedagogía.

Por otra parte, es usual que pidan colaboración por parte de los padres para la organización de las actividades diarias en la escuela, como por ejemplo la preparación del desayuno. También lo hacen en cuanto a la construcción, refacción de la escuela y en la organización de eventos. Forman pequeñas cuadrículas denominadas por actividad que se encargan de llevar adelante lo necesario.

En pocas palabras podemos decir que las escuelas con pedagogía Waldorf requieren de un compromiso presencial mayor que el del resto de las escuelas. Ahora bien, como sucede en todos los ámbitos muchas veces la teoría difiere en mayor o menor grado de la realidad. Queda en aquellos que se aventuren a probar algo distinto, tener la experiencia y sacar sus propias conclusiones.

Cabe aclarar que para poder seguir estudiando, los niños que realicen sus estudios en una de las escuelas Waldorf, deberán rendir un examen evaluativo realizado por el consejo de educación. Este es un dato que puede limitar la decisión de realizar la experiencia. Ya que habría que evaluar si existe mucho desfasaje entre los conocimientos adquiridos en una escuela tradicional y en una escuela Waldorf.

Si les interesa conocer más sobre pedagogía Waldorf, pueden recurrir a numerosas páginas de ésta u otras relativas a las escuelas que la ejercen.
Imprimir Imprimir

Comentarios