¿En qué año estamos?

¿En qué año estamos?

¿En qué año estamos?

Es una pregunta que puede ser simple pero en realidad tiene como 40 respuestas distintas.

El calendario es como un recuento del tiempo basado en determinados factores como los movimientos del sol y la luna o aspectos religiosos. En algunas regiones los ciclos lunares aún tienen importancia. En Sri Lanka, por ejemplo, los días de luna llena son considerados feriado porque se relacionan con la vida de Buda. Si nos fijamos en los detalles del calendario budista que se emplea aun en ese país así como en Camboya, Laos, Tailandia y Birmania (Myanmar) el año 2017 correspondería al año 2561.

Veamos otros calendarios.

El calendario musulmán toma en cuenta el sistema llamado Ummul Qura por lo que el próximo año vendría a ser 1438. Se basa en el momento del trayecto de su Profeta Mahoma desde La Meca hacia Medina al ser perseguido por sus adversarios.

En el calendario armenio el año 2017 será el 1466.

En el calendario Bahai corresponderá al año 173-174

En el calendario chino que empieza en el mes de febrero, 2017 será el año del Gallo correspondiendo al 4714. Es un calendario lunisolar conservando ciclos regidos por animales. El calendario tradicional era lunar pero presentaba problemas a los agricultores que no podían establecer las estaciones propias para cultivar. El movimiento del sol fue considerado.

El calendario hebreo nos lleva al año 5777-5778. Este calendario combina ciclos solares y lunares. El calendario vigente fue finalizado por el sabio Hilel II y se basa en complejas operaciones que determinan las fechas exactas de la luna nueva.

El calendario coreano indica que estaremos en el año 4350.

En realidad el uso del calendario gregoriano ha facilitado que compartamos un sistema que facilita las relaciones entre las personas en un sentido global. Se le llama así porque fue el Papa Gregorio XIII quien lo introdujo tomando en cuenta los cálculos que se hicieron para fijar la fecha aproximada de la celebración de la Pascua y la tradicional fecha fijada para la Navidad. La adopción de este tipo de calendario se dio en el siglo XVI mayormente. Y aunque existieron propuestas para ser modificado, no se han considerado cambios.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios