El protagonismo de los padres en la educación de sus hijos

El protagonismo de los padres en la educación de sus hijos

Enseñar el saber socialmente válido para que los alumnos desarrollen habilidades, actitudes y capacidades que les permitan desenvolverse como personas con autonomía propia se ha convertido en casi una utopía para una escuela institucionalmente frágil que está sumida en una crisis de identidad y de valores.

Hoy más que nunca sabemos que el aire que respiran los niños y adolescentes, en esta sociedad, está viciado de corrupción, injusticias, impunidad e intolerancia acompañada de violencia verbal.

Más allá de la cantidad y calidad de horas de clase, es necesario comprobar la gestión educativa del colegio elegido para la formación de los educandos. De ahí que el protagonismo de los padres en el proceso resulte de suma importancia.

Como docente, me permito sugerir algunos consejos que pueden ser útiles para los padres en este nuevo ciclo lectivo 2013.

Papás, en el hogar:

  • Procurar un espacio propicio, luminoso y ventilado para que los niños estudien y desarrollen sus tareas.
  • Proporcionarles una biblioteca que vaya incrementándose con textos, ya sean libros o revistas, conforme con sus intereses y madurez intelectual.
  • Acompañarlos en sus lecturas, indicarles cómo se aborda un libro (índice, bibliografía, notas al pie de página). Comentar con ellos las lecturas es una forma de conocer sus opiniones.
  • Navegar con ellos en la Web cuando están cumpliendo sus tareas para constatar que no se dispersen y extraigan los contenidos que se les piden.

Recuerden que los valores que Uds. quieran inculcar en sus hijos, los hallarán primeramente en su propio hogar. El diálogo, el respeto mutuo serán un buen comienzo para adquirirlos.

Papás, en la escuela:

  • Recorrer la infraestructura del Establecimiento y sus alrededores.
  • Conocer los objetivos principales de la gestión educativa de la escuela. Los programas y contenidos de las materias. Su sistema de evaluación y sus normas disciplinarias.
  • Participar en las reuniones de padres, estar alerta frente algún problema de aprendizaje que puedan tener sus hijos, conocer a los compañeros de aula más allegados y a sus familiares.
  • Firmar los boletines y acercarse a la preceptoría cada vez que necesiten hablar con algún profesor.

Informarse sobre todo aquello que pueda acontecer como algo cotidiano o inusual en la escuela, dependerá, en gran medida, de la comunicación que Uds. mantengan con sus hijos y de su presencia oportuna en el Establecimiento.

La participación de los papás, en el desarrollo de la gestión educativa del colegio elegido, resultará imprescindible si deseamos que la escuela argentina vuelva a recuperar su identidad y su rol de formadora de espíritus libres y democráticos.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Prof. Susana B. González
[email protected]

Imprimir Imprimir

Comentarios