Un café y tres ceniceros

Poesías de amor para enamorar

Un café y tres ceniceros es una de las mejores poesías de amor para enamorar escrita por Tomas Cormack, una bella poesía sugerida para adolescentes, jóvenes y adultos.

Sentado contra la Ventana
con el vidrio empañado,
me pregunto a dónde se fue
el humo de mi café.

Las agujas corren en mi reloj,
y las colillas se amontonan
dentro de los ceniceros.

La lluvia cae sobre mi ciudad,
triste y melancólica Buenos Aires.
mientras los paraguas
comienzan a aparecer,
entintando de frio el paisaje.

Escucho mucha calle y poca música.
veo mucha gente y pocas personas.

En una doble imagen sobre el vidrio,
me veo estático y solo,
mientras la vida sigue.

Y al final,
solo con un gesto y una mirada,
dejo la mesa.

La de un café y tres ceniceros.

Nadie nunca me preguntó
hace cuanto te espero,
porque todos sabían
que tú nunca ibas a venir.

Fin

Poesia sugerida para adolescentes, jóvenes y adultos

Un café y tres ceniceros es una de las mejores poesías de amor para enamorar escrita por Tomas Cormack, una bella poesía sugerida para adolescentes, jóvenes y adultos.

Imprimir Imprimir

Comentarios