Todavía hay tiempo

Poesías románticas de amor

Todavía hay tiempo es una de las más bellas poesías románticas de amor escrita por Tomas Cormack, una poesía sugerida para adolescentes, jóvenes y adultos.

Si tan solo entendieras…
Entendieras que todavía hay un tiempo.
Que todavía hay lugar para la ilusión
y un lugar para los sueños.

Que la vida así como golpea,
de esa manera tan vil y dura,
puede regalarte, de vez en cuando
alguna que otra caricia.

Si tan solo callaras tu cabeza
y cedieras el control a tu corazón.

Ese que late fuerte y rápido en cada roce.
Ese que se acelera después de cada torpe comentario.
Y ese que se serena en cada abrazo que nos encuentra,
como una de esas caricias,
juntos, tímidos y nerviosos
rindiéndonos en los brazos del otro
cansados después de la ardua golpiza.

Leí por ahí, que siempre hay tiempo…
Que todavía hay tiempo…

Todavía hay tiempo para un último salto.
Para un último beso, o un último abrazo.
Para una última risa compartida.
Para una última aventura bajo la lluvia.
Para un último atardecer.
Y para un montón de últimas cosas.

Pero sobre todo, todavía hay tiempo
para que así, golpeados y cansados,
después de aguantar esta pelea constante
contra la peor de las contrincantes,
intentemos una vez más.

Así de imperfectos y asustados,
intentemos por fin…

Ser felices… Juntos…

Fin

Poesía sugerida para adolescentes, jóvenes y adultos

Todavía hay tiempo es una de las más bellas poesías románticas de amor escrita por Tomas Cormack, una poesía sugerida para adolescentes, jóvenes y adultos.

 

Imprimir Imprimir





Comentarios