Tiempo II

relojes

Tiempo, a dónde vas con tanta prisa,
ya no puedo esperar más,
has deshojado mi piel,
como a un árbol en soledad.

Mis ojos ya no te esperan,
mis manos no te tocarán,
mis labios no te pronuncian
aunque en mi mente permanecerás

Tiempo cruel y doloroso,
con la distancia vendrás,
a robarte mis recuerdos,
aunque creo que no podrás

Eres asesino de sueños,
marchitas la realidad,
despiertas las ilusiones,
que luego desvanecerás.

Ya no quiere detenerte
imposible lo será,
sólo Dios allá en el cielo,
de mí se encargará.

Han pasado muchos años
y tú igual correrás
arrasando con los sueños
ilusiones y verdad

Me has dado cosas buenas
malas y tristes quizás
no me importa si te detienes
porque imposible será

Tiempo quédate en mí,
Tiempo corre y te vas.
Tiempo… vuelve, vuelve hasta mí,
Tiempo…sé que no volverás.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios