Socotroco era un loco

Poesías de arboles para niños

Socotroco era un loco es una de las más bellas poesías de árboles para niños escrita por Ana Laura Batistela, una poesía sugerida para niños a partir de ocho años.

Socotroco era un loco
que soñaba con ser un bailarín,
y dar vueltas en el aire
como en la laguna salta el surubí.
Poder mover sus caderas
casi sin huesos, como una lombriz
y con sus ramas volar como la perdiz.

Socotroco es un ombú grandote y soñador
que por Santa Fe nació
con clima húmedo y mucho calor.
Fue creciendo junto con su sembrador
quien recostaba en su pecho
y entonaba coplas de amor
buscando frescura en siestas de sol.

Si tan solo la tierra se alejara un poquito,
y dejara de abrazar su raíz
él andaría bailando al compás del flautín
sacudiendo sus hojas multicolores
y su gran tronco marrón
se la pasaría dando piruetas
al canto del gorrión.

Pero la tierra está enamorada
y no lo deja salir
porque sabe que él es un árbol
y que solo no puede vivir.
Entonces la caprichosa
se ató fuerte a sus pies,
procurando no dejarlo nunca caer.

Un día él se paró en puntitas
y se estiro hasta casi darle la mano al sol
para poder despegarse de la tierra
y danzar juntos los dos.
Pero de tanto que se esforzaba
tendido en el piso cayó,
y ella su gran amiga,
se hizo alfombra y lo rescato.

Socotroco rodó y rodó
y como un partner se sintió
cuando la tierra fue su escenario
y las luces del amanecer le enfocaban
extendió sus ramas como alas
y sus raíces redobladas
y sus hojas entusiasmadas
volaban con el viento
al compás del corazón
al compás de los sueños.

Fin

Poesía sugerida para niños a partir de ocho años

Socotroco era un loco es una de las más bellas poesías de árboles para niños escrita por Ana Laura Batistela, una poesía sugerida para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir

Comentarios