Plegaria de un ave

Plegaria de un ave.  Escritora mexicana de cuentos y poesías infantiles. Poesía sobre la libertad.

A los cielos le pido poder ser libre … libre como hasta ahora lo he sido.

Al viento le pido que fortalezca mis alas, que las abrace con fuerza y nunca las deje ir.

Al Sol yo le pido que toque mi rostro mientras entono mi canto, que siempre me  mire como lo miro yo, que toque con su gentil candor mi pecho pequeño, pero colmado de orgullo por vestir un plumaje tan dorado como el mismo Sol.

A las estrellas les pido que guarden mis sueños, que me muestren nuevos caminos, que me lleven a aquellos horizontes lejanos … aquellos que todos creen imaginarios.

Al mundo le digo: ¡quiero ser libre! ¡libre como gota de lluvia cayendo al vacío! ¡libre como una hoja viajando en el otoño! ¡quiero ser libre como todas las olas del mar! ¡libre para acariciar el rostro de la Luna  y con todas las nubes viajar!

A todos los árboles les pido que sean mi hogar, que en su suave follaje encuentre paz, que seamos amigos de aquí a la eternidad.

Sólo soy un ave pero se muy bien lo que quiero yo … ¡quiero ser libre para llenarme el pecho del delicado perfume de la hierba fresca, y de la sutil fragancia que desprende la nevada punta de una montaña!

¡Quiero ser libre para guardar en  mis ojos los destellos del sol sobre el agua en una tarde de verano, e imitar la voz de un río que canta luego de una noche de lluvia intensa!

A todos los cielos, a todos los dioses, les ruego yo, que los hombres entiendan mi canto, que lo lleven en sus labios, que lo entonen a diario.

A todos los cielos, a todos los dioses, les ruego yo, que los hombres puedan ver el mundo como lo hago yo.

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios