El payaso Monigote

El payaso Monigote. Liana Castello, escritora argentina. Poesía sobre  normas de educación.

El payaso Monigote
Es alegre y bonachón
Tiene moño, sombrerito
Y un amplio pantalón

Monigote es muy feliz
Pero vive preocupado
Pues sus manos picaronas
Más de un disgusto le han dado

No saben pedir permiso
Y piden mucho prestado
Se olvidan de devolver
Aquello que se han llevado

Globos, dulces, chocolates
Todo toman sin aviso
Y Monigote lamenta
Que nunca pidan permiso

El payaso las educa
Sus manos desobedecen
Tendrá que ser más estricto
Pues una lección merecen

Monigote compra guantes
De los llamados mitones
Y les dice a sus deditos
“ahora verán picarones”

Aprenderán de una vez
A devolver lo prestado
A pedir siempre permiso
Y a tener mucho cuidado

Los deditos encerrados
En los pequeños mitones
No hacían más que pensar
Entre algunos empujones

Reflexionaron los diez
Y prometieron cambiar
Ser educados por siempre
Y aprender a respetar

Y así vivieron felices
Con permiso y por favor
Devolviendo cada cosa
Y aprendiendo a ser mejor

Fin


El payaso Monigote

Un día conocí EnCuentos.com y algo me dijo que tenía que publicar mis cuentos allí. No me equivoqué. Gracias a esta ventana que es EnCuentos.com mi trabajo empezó a ser conocido...

¿Qué se dice de EnCuentos.com?


David Gómez Salas

David G. Salas - "Me causa alegría escribir cuentos y poesías, con la ilusión de proporcionar momentos de fantasía, buen humor y optimismo a los niños. Encuentos.com es una maravillosa y efectiva plataforma para hacerlo..." Ver Más

Mayda Alejandra Villalta

Mayda Alejandra Villalta - "EnCuentos para mí es como una gran familia, además de una plataforma importantísima, donde la literatura Infantil variada es su principal anfitriona..." Ver Más

Viviana Cristina Vélez

Viviana Cristina Vélez - "La satisfacción de ver cada nuevo trabajo publicado para que pueda ser apreciado por los lectores sin edad, en tan prestigiosa página es gratificante..." Ver Más

Olga Lidia Martínez Robaina

Olga Lidia Martínez Robaina - "Descubrí Encuentos y me fascinó. Aprecié el encanto cuando entendí que muy buenas obras coexistían allí. Ávida de conocimientos y de saborear la magia, irrumpí en su mundo..." Ver Más

Comentarios

comentarios