Algún día sabrás…

Algún día sabrás… Poesía amor. Poemas de amor. Poesía para niños. Poesías infantiles.

Algun dia sabras

Que he querido morir por amarte
y sabrás lo que es vivir amándote…
entonces la vida me mostró
que no puedo enamorarme.

Algún día voy a morir amándote
verás que me voy a morir amándote
la vida me sigue mostrando
que no puedo enamorarme.

Mis solllozos no logran que vuelvas
la vida dice
que no me enamore
de nadie.

A través del licor
recuerdo al marino
que navegando se alejó por el mar
porque no pertenecía aquí
porque no tenía amor.

Hoy deseo que estuvieras
más eres el marino
que navegando nuevamente
se aleja
desapareciendo sobre el mar…

No eres ni de aquí ni de allá,
vacilando te desvías de mi amor
marino que no has aprendido a navegar
¿qué vientos te han llevado lejos de mi amor?…

Sé que estás allí,
oh sí, que me sientes,
sí que me sientes…

Afuera el viento quiere exterminar
con estas heridas inborrables
quisiera ayudarle,
quisiera ser su amigo
y decirle que no llore.

Que es mi alma la que sufre
pero no escucha
silba fuerte en el éter
de mi indulgencia propia.

Qué has hecho con mi vida
entregada a ti totalmente
empañada de llanto…

Una copa espera por mí,
una copa ilusa de amor,
lo has dejado todo
por las dudas que habitan en ti.

No me basta con mensajes extraños
necesito los tuyos,
los que dicen del amor,
los que hablan del sentir
los que dicta el corazón,
ellos son los reales, mi amor…

Quiero hundirme en tu regazo
lleno de vida y pasión
volver a sentir esa esperanza
que un día me visitó.

Ni siquiera las palabras
aclaran mi desilusión,
viajeras incesantes
de mi mente y de mi corazón…

Si las negras sureñas
pudieran abrir una esperanza,
les regalaría mi vida
en lugar de un corazón.

Ya ni las letras
amigas de mi canción
acompañan a esta triste
hermana olvidada.

Pobre de continuar la melodía
que se apaga
y es tarde
y el silencio hostiga mi alma
tan castigada por un amor…

La copa aún está llena de licor
sin ganas la saboreo
recordándote con adoración.

Qué diferente es todo sin ti
qué diferente es todo sin tu amor
ya no estás cerca
para estrecharte fuerte
para seducir tus manos sin dolor.

Sentía que te resbalabas de mi ser
alejándote otra vez
te sostuve sin cesar.

Eras como un ser
que caía en un vacío
sin poder alcanzar,
eras como el ser
sin poderte alcanzar.

Te fuíste sin dejar señas
dejándome sola una vez más…

No quiero seguir
no puedo más,
pero en ti intuyo
que tanpoco puedes amar…

Me embriago en tu alma
sin poder emigrar
a otras esferas
que me ayuden a rebrotar.

Eres el peregrino inalcanzable
de un fruto que dió lugar
a un nido infinito
de placer y humildad.

Entonces, qué pasó
con ese mundo celestial
del que tanto mencionas
en tus mensajes de harta densidad.

Quién eres en realidad…
un ser no identificado
que viaja sin cesar
o un ser de luz
que viene a recobrar
esa dulce ilusión
llamada libertad?…

Fin

Graciela Flain
Autora: Graciela Flain
Escritora Uruguaya

Imprimir Imprimir





Comentarios