La mariquita curiosa

La mariquita curiosa

Una mariquita
camino de misa
se encuentra un saltamontes
que va con mucha prisa.

Saltó de una rama
cayó en una piedra
corriendo peligro
saltó una culebra.

¿Qué te pasa saltamontes?
¿Por qué llevas tanta prisa?
Le ha preguntado curiosa
la pequeña mariquita.

El saltamontes saltando
no ha parado a responder
que con la prisa que lleva
no se puede entretener.

Así que la mariquita
sigue su camino a misa
sin saber por qué motivo
se aleja con tanta prisa.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

De la serie de Cuentos para dormir en poesía infantil.

Imprimir Imprimir

Comentarios