El nono. Poesía dedicada a los abuelos

El nono. Poesía dedicada a los abuelos

El nono. Julio Casati. Escritor y locutor argentino. Poesía dedicada a los abuelos.

Y si… el tiempo pasa

Y….los recuerdos dan vueltas por mi cabeza

como pájaros errantes, luchando contra un viento sin destino.

Mi mente; fabrica incansable de sueños,

transmisora de sentimientos complejo mecanismo de instantes,

me entrega postales de una vida por tramos de cosas pasadas y de amores faltantes.

De ellas rescato algo valioso, nunca olvidado, siempre presente…

es mi infancia, mis comienzos, los primeros pasos,

sobre territorio desconocido pero recuerdo no haberlo hecho solo,

no, había alguien que me cuidaba, alguien que me guiaba,

alguien que impedía que cayera a algún abismo, ese alguien era el nono.

Mezcla de juventud irrevocable con vejez verdadera,

convertía mis dudas en conocimiento, mis temores en firmeza,

y mis pequeñeces en grandezas.

El nono, mezcla de respeto y ternura, el nono,

ojos alegres, arrugas maduras, manos curtidas,

piel convencida del tiempo vivido, corazón abierto, a peticiones mías.

Me educaste, me criaste, me malcriaste, me soportaste,

me perdonaste, me ambicionaste, me convenciste,

me protegiste, y me adoraste,

¿Cómo hago hoy….para olvidarte, si estás en mi….a cada instante?

Tu vejez momentánea me lastima,

porque la vida se empecina en ponerme a prueba,

porque la vida se quiere llevar tu alma,

y por que me quiere quitar la mía.

No quiero de ti un recuerdo,

quiero de ti un presente,

quiero de ti un nuevo instante,

quiero que te quedes, no quiero que te vayas.

Pero si tengo que elegir, y no pudiera decidir,

preferiría el recuerdo al sufrimiento,

preferiría que la vida te de el mejor de los regalos,

aquél que jamás podría yo darte, por más amor,

por más respeto que podría entregarte.

No sabes cómo me gustaría volver a verte montar tu bicicleta,

recorriendo calles camino al mercado,

ver tu pequeña figura, balanceándose de lado a lado,

despacio, sin prisa, como diciendo “Aquí estoy, ya estoy llegando”

Tu sabes.sos mi tercer mano, mi segundo corazón,

mi compañero de emoción, mi amigo, mi hermano.

Cuántas cosas habras hecho y yo sin saberlo.

Me cuidaste cuando enfermo, una ayuda necesitaba,

y corriste de madrugada en busca de algún medico.

¿Cómo voy a dejarte, justo ahora, en este tiempo,

cuando tu, es el que necesitas, a un amigo , a un hermano ….a tu hijo?

Y si….aquí estoy y aquí seguiré estando,

a tu lado para tomar tu mano, y juntos,

juntos esperar que la vida decida qué camino, tomara cada uno.

Pero de algo estoy seguro, y en esto quiero ser justo…

No habrá jamás, por más que se busque, por más que lo intente,

formas que mi mente quiera borrar tu imagen o quien te reemplace,

porque tu sangre es mi sangre, porque eres mi espejo,

porque te llevo en mis sueños y eres parte de mis realidades,

porque eres parte de unos pocos,…

Y porque simplemente eres….el nono.

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios