El lucero mágico

nanas infantiles

Esta maravillosa noche
con el cielo despejado.
Todo puede suceder
nada existe limitado.

Las paredes y los techos,
no pueden contener
que desde la cama,
el cielo se pueda ver.

Mira, está sonriendo la luna,
hay ternura en su mirada.
Así la luna anuncia:
¡Llegó la hora de la almohada!

Mi niña consentida
mira aquel lucero.
Se acerca a nosotros,
está bajando del cielo.

Cierra los ojos cariño,
piensa en un gran deseo.
Y en tus dulces sueños,
te los concederá el lucero.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios