Los libros, esa ventana que se abre al mundo

Zamora, España

Alumnos y profesores del colegio Los Salados desarrollan el proyecto de innovación educativa ‘Se hace camino al leer’, con el que conocen los países de donde proceden alumnos del centro

No es el primer proyecto de innovación educativa en el que se implica el colegio comarcal Los Salados, de Benavente. Desde el año 2000 un plan de mejora, el proyecto europeo Commenius sobre tradiciones o programas de animación a la lectura, como La Oca, han encontrado eco en este centro que intenta mantenerse en la vanguardia educativa y hacer a los niños partícipes de toda su ilusión.

Pero si los otros proyectos sirvieron de experiencia, ahora el centro se ha embarcado en uno aún más ilusionante, ‘Se hace camino al andar’, una propuesta de innovación educativa que presentaron en el Centro de Profesores de Benavente para ser remitido a la Junta de Castilla y León y que se ha visto avalado con un premio de 3.000 euros destinado a la adquisición de equipamiento y material para la biblioteca, además de excursiones culturales, cuentacuentos y otras actividades.

«Íbamos a desarrollarlo de todas formas porque nos parecía un proyecto muy bueno, de manera que cuando nos lo concedieron nos animó aún más», explica Ana Belén Ramos Blanco, profesora del centro y coordinadora del proyecto en el que participan los casi 190 alumnos del colegio comarcal y 14 de sus profesores.

La animación a la lectura es el principal objetivo de esta iniciativa, aunque no la única, puesto que se ha diseñado de tal manera que servirá para desarrollar valores, hablar de diversidad, integrar a los alumnos procedentes de otros países y conocer mundo, mucho mundo.

Y es que, los diseñadores del proyecto han considerado los libros como la ventana que se abre al mundo. Un concurso entre todos los alumnos sirvió para definir la mascota del proyecto, un libro abierto que tiene alas y que por ojos tiene una ventana. Se llama Tú mundo y su lema es ‘Entra en tu mundo. Tu mundo lo eliges tú’.

Los libros, las enciclopedias, el ya omnipresente internet, son los medios disponibles en la biblioteca del centro para abrirse al mundo y para conocer este se han elegido los siete países de los que proceden todos sus alumnos.

Los alumnos de educación infantil se encargan de recopilar todos los datos que puedan sobre España. Tradiciones, platos típicos y algunos rasgos más centrarán su trabajo a lo largo de todo el curso.

Los estudiantes de primero de primaria están trabajando en todo lo relativo a Marruecos, de donde proceden cinco de los alumnos del centro.

Rumanía, Brasil, Ecuador, Inglaterra, Bulgaria y Portugal son los destinos del resto de los cursos por riguroso orden.

Una maleta por país en la que los grupos van recopilando su situación, el nombre de su capital, el idioma que se habla, las fiestas y monumentos más conocidos. Al final del curso todos estos datos se integrarán en una guía del país. No será la única publicación, puesto que también está prevista la recopilación de los platos típicos de todos ellos y un calendario intercultural que refleje tanto las festividades como los monumentos representativos de cada país.

«Hemos relacionado todas las actividades organizadas en este curso con este proyecto, de manera que las felicitaciones navideñas figuraban en los distintos idiomas», señala la coordinadora, que destaca otra de las iniciativas novedosas. «Tenemos una maleta viajera con libros que los niños tienen que leer y dar luego su opinión. Cada semana la maleta la lleva uno». El Día de los Derechos del Niño se trabajó con cuentos y el día del Derecho a la Identidad, al igual que el Día de la Paz, en la que se construyó un hombrecillo de papel, igual que el personaje de Fernando Alonso, que tenía noticias malas y por otro las buenas.

El proyecto ha permitido que los niños conozcan dos autores infantiles, Daniel Martín y Eliacer Cansino y su obra. A lo largo del curso continuarán otras actividades de animación a la lectura a través de este proyecto que incluye un viaje cultural a Salamanca para ver la Fundación Sánchez Ruipérez y el día 7 exponen su proyecto en el Centro Rural de Innovación Educativa de Zamora.

«Cuesta que los niños lean y así les hacemos comprender que hay más puntos de vista», destaca Ana Belén Ramos como objetivo de esta iniciativa en la que consiguen la implicación del alumnado con actividades un día a la semana en las que ellos se encargan de buscar los datos y recopilarlos. «Los niños inmigrantes se sienten protagonistas y disfrutan al hablar de su país», aunque lo más significativo es «la implicación de todo el centro, alumnos y profesores». 

Fuente: nortecastilla.es

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Imprimir Imprimir

Comentarios