El Pino de Great Basin y el Everest. Cuentos sobre calentamiento global

El Pino de Great Basin. Cuentos sobre calentamiento global

El Pino de Great Basin y el Everest. Cuentos sobre calentamiento global

El pino de Great Basin y el Éverest. Miguel Angel Ramos Inga, escritor peruano. Cuentos sobre calentamiento global y el cuidado ambiental.

Hoy en día vivimos grandes cambios bruscos y elevados en la temperatura en nuestro planeta, conocido también como Calentamiento Global. Lo irónico es que el principal responsable y más afectado es sin duda el hombre. Para poder resolver este problema se reunieron el árbol más longevo del mundo (El pino de Great Basin) y la montaña más alta del mundo (monte Éverest), y el punto de reunión era nada menos que en nuestro país, exactamente en el Nevado que da origen al rio más largo del mundo (nevado Mismi en Arequipa – rio Amazonas).

Una tarde las nubes llegaron al hogar de los arboles más viejos o longevos del mundo en EE.UU. y buscaron a su líder llamado Great Basin, para llevarlo al nevado Mismi en Arequipa.

Allí lo estaba esperando el monte Everest que había venido desde sus lejanos hogares orientales en Nepal y China, trasladado por los grandes Tifones de Japón. Las nubes tardaron en llegar y en llevar a Great Basin, debido a que algunas de ellas estaban algo grises, enfermas, debilitadas y lentas, producto de los gases contaminantes y desechos tóxicos de los hombres.

Hicieron una parada cerca del lago Orinoco en Venezuela, éste viendo que las nubes apenas podían proseguir su marcha enviaron a unas gaviotas para que hicieran venir al gran viento Alicio (viento tropical que sopla entre el Pacifico y el Atlántico) para que éste reuniese a más nubes y así ayudar a trasladar a Great Basin.

En cuento comprendieron su importancia, llevaron raudamente al pino longevo hacia Arequipa. Mientras tanto en el de punto de reunión, Everest no dejaba de dar vueltas y vueltas preocupado por la tardía llegada de Great Basin. Mismi lo calmaba diciéndole que había enviado un cóndor andino para saber qué había pasado y cuánto más tendría que demorar, y el cóndor andino le explicó lo que le había pasado a Great Basin y sus nubes.

El monte más alto del mundo comprendió lo que le decían, pero aun así su preocupación era que no se podía ausentar mucho tiempo de su hogar porque si no ocurriría grandes calamidades, como huracanes, lluvias intensas, mucho frio y calor, etc. Por eso debía de regresar lo más antes posibles y justo en ese momento apareció el pino más longevo pino de Great Basin, éste pidió disculpa y le dijo que cada día nuestras nubes enferman producto de la contaminación ambiental, Everest comprendió y fue directo al grano.

Everest: nuestro planeta cada día enferma más y más, pero que hay algunas personas y como sus gobernantes que están dando ejemplo de conciencia ambiental, como por ejemplo sembrando mas arboles y creando algunas leyes de protección ambiental, por eso que nosotros las montañas hemos tomado la decisión de aguantar muchos años más, aún podemos confiar en aquellas personas y como sus gobernantes.

Great Basin: si es verdad, son pocos aquellos que de verdad se preocupan, pero parece que aquí en este hemisferio hay alguna posibilidad que aguantar más y darles una última oportunidad. Pero qué haremos si insisten en seguir contaminando nuestro planeta. Mira que mis hermanos los árboles están muy furiosos y afligidos, sobre todo los del Amazonas, me han informado que a pesar de ciertas leyes de protección y conservación de sus propios gobiernos aún hay malas empresas que los devastan. ¿Qué pasara entonces?

Everest: esperaremos viejo amigo, esperaremos, Yo aún confió en esas personas de buena voluntad y de carácter justo. Resistir la contaminación y ayudar en dar más vida a este nuestro único mundo, son mis últimas palabras.

Great Basin: pues bien mi gran amigo que así sea, no basta en orar para que todo esto cambie sino también en actuar a conciencia y eso parece que algunas personas y empresas lo entienden bien. Así ambos personajes se retiraron confiando que todavía existe la posibilidad de confiar en la mejoría de la salud de nuestro planeta.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios